Archivo de abril de 2007

El Cangrejero; Caña = ARTE

30 de abril, 2007

C/Amaniel 25- Madrid. Mapa.

cangrejeroSi hay un sitio al que me gusta ir a tomar la primera cerveza del fin de semana este no es otro que el Cangrejero. Situado al lado de los Cuarteles de Conde Duque, en uno de los epicentros del buen yantar y mejor beber de la capital. Aquí el líquido elemento del que siempre hablamos no se cuida, se mima, se adora, y sobre todo se le da el respeto y la enjundia que otros locales, mediocres pero con fachada de oro para esconder sus carencias, le niegan.

LA CERVEZA

Parafraseando a uno de los toreros ‘más culto’ del panorama actual podriamos definirla con dos palabras ‘im-presionante’ . No es que cumpla los cánones de como tirar una buena caña, sino que esta es LA CAÑA por antonomasia. Algunos dicen que es por el sistema que Angel Peinado, así se llama el gerente del local, utiliza, de serpentín, hace años cuentan que tenía 180 metros de largo. Otros comentan que es porque antes estaba allí situada la fábrica de Mahou y directamente iba la cerveza de los tanques al vidrio de los clientes.

cangrejero

Fuere por lo que fuere, pedir un doble, una copa o la clásica ‘cervecita’ es un auténtico placer. No solo por el hecho de degustarla, sino también por todo el procedimiento de observar como la tira, como queda el copete y sobre todo que este no se va ni en el último sorbo. Realmente vale y mucho la pena ‘ganar tiempo’ viendo a Angel realizar el ritual.

GASTRONOMIA

En este aspecto destacan las latas de conservas, desde atún, hasta todos los mariscos enlatados que os podais imaginar. Hace años tenía cangrejos vivos, hasta Ortega y Gasset probaba asiduamente, de ahí el nombre del establecimiento, pero ahora, tan solo tiene fuera de la carta de productos del mar lo típico, aceitunas, patatas fritas y torreznos bastante buenos y a la vez caros.

MUSEO DE LA CERVEZA

Exactamente, porque cuando vayamos al Cangrejero, aparte de unas mesas bastante antiguas y un local por el que la palabra obra no ha pasado todavia, podremos disfrutar con una gran colección de jarras de cervezas que Angel Peinado se ha ido encargando de guardar poco a poco. Las hay de todos los estilos y casi todas ellas alemanas y checas. Realmente hay piezas bastante valiosas con una antigüedad de 100 años y con una elaboración artesanal muy trabajosa.

TRATO

Sobrio, serio, sin florituras pero siempre con educación. Pocas veces ponen tapa con la cerveza y si es así, son unas aceitunas. No obstante, solo por el sabor de la cerveza y ver el ritual vale, y mucho la pena, pasarse por el Cangrejero

El Capricho

23 de abril, 2007

C/ Doctor Castelo 14.Teléfono: 91 504 61 79. Mapa.

Está situado al lado del Retiro y por el contrario de lo que se pueda pensar no es un sitio de los prohibitivos por la zona en la que está ubicado. Está haciendo esquina con la calle Lope de Rueda y la fachada de la cervecería es original, con ventanales decorados con figuras de gente pero que no impiden que la luz entre en el interior.

imagen031.jpg

LA CERVEZA

Pues me gustaría deciros que la cerveza en general bien, pero fue servida por diferentes camareros y en momentos distintos (con más o menos carga de trabajo) y salió cada una de una forma distinta, una muy buena (curiosamente la primera) y las otras dos apenas rozaban el aprobado, según el número de cañas la calidad iba bajando, eso sí con todas nos pusieron una tapilla entre las que cabe destacar alitas de pollo y choricitos fritos. La carta de vinos es excelente y eso que no soy aficionado al vino, observé que había vinos para todos los gustos y colores y denominaciones de origen que no había oído nunca como Finca Elez que según me he informado es bastante nueva.

LA COMIDA

Tienen una amplia carta de raciones y tostas para ser degustadas en la barra. En general destacaré las tostas de jamón, cecina (de El Bierzo, excelente), pimientos con ventresca y anchoas, éstas tienen un tamaño considerable ya que están formadas por dos rebanadas de pan cortadas al bies. Tienen un comedor donde poder degustar platos más elaborados como arroz con bogavante, templada de mariscos y diversas ensaladas. Aunque yo estuve en la barra degustando unas tostas pude observar el comedor a tope y a la gente que entraba les daban mesa para una hora u hora y media, así que se debe comer bien también.

EN GENERAL

Dispone de una amplia barra y zona de mesas altas donde poder tapear y un comedor bastante aceptable. Es un sitio elegante con aire de clásico, muy cuidado y limpio con un servicio correcto, aunque un punto en contra es la decadencia en la calidad de la cerveza según aumenta el número de cañas que pides, aún así merece la pena pasar por ahí a picar algo y quien sabe, si algún día comer.

Casa Martín, con solera

11 de abril, 2007

Avda Menéndez Pelayo 17. Mapa.

El sitio que me ocupa hoy, puede parecer por su ubicación y nombre el típico sitio del barrio de Salamanca refinado y de postín, pues nada más alejado de la realidad (tampoco os penséis que es un cuchitril), es un sitio de los llamado con solera, por su decoración con fotos taurinas, el mobiliario es clásico y funcional y se respira ese aire a «clásico de toda la vida».

imagen029.jpg

LA CERVEZA

La primera alegría me la lleve a comprobar que al entrar, ahí estaba, con aire distinguido, mi querido grifo de Mahou. Mi segunda alegría me la llevé al comprobar que la cerveza estaba tirada muy correctamente, además para los amantes del botellín también hay disponibles. Además siempre te ponen un pinchito, eso sí, uno por consumición contado con los dedos de las manos, entre ellos cabe destacar una croqueta de carne picada muy buena. Lo que si me sorprendió es que siendo una cervecería al estilo clásico dispusiera de una amplia gama de vinos para escoger incluyendo denominaciones de origen como Ribera, Rioja, Navarra o Castilla La Mancha.

LA COMIDA

En este caso se hace cierta la frase «lo bueno, si breve, dos veces bueno». No os esperéis una carta amplia y variada de raciones, la carta es sencilla, sin cosas elaboradas, eso sí, todo a una excelente relación calidad-precio. Se pueden degustar unos boquerones en vinagre por unos 5€, un chorizo por unos 3€, una ración de empanada gallega por unos 2,80€ y también jamón, salchichón, etc… también disponen de conservas de excelente calidad. Desde luego lo que llama la atención es la relación calidad-precio.

EN GENERAL

Como habéis podido observar no he comentado mucho del tema de la comida, pero es que no da para más, es el clásico sitio de aperitivo, para tomar unas cañitas y unas tapas sin llenarse demasiado. Además por la distribución del bar no invita a nada más, ya que a primera vista no tiene mesas sino taburetes y mesas altas, dispone de alguna mesa por detrás de la barra pero no ví a nadie sentado allí, todo el mundo estaba en la barra practicando el deporte nacional del aperitivo. El servicio excelente, eficaz y sobre todo educado.