Archivo de mayo de 2007

Berdi: agradable descubrimiento

14 de mayo, 2007

Blasco de Garay 66. Tel: 915438371. Mapa

Nada hace presagiar cuando vemos este local desde la calle, que bajo el aspecto de una cafetería de barrio normal vamos a encontrar un buen restaurante con buenos productos a precio razonable. Cuenta con dos comedores, uno más “de diario” donde estuvimos (a mi me gustan, y además estábamos sentados junto a una mini-exposición de los vinos) y otro algo más recogido y decorado.

La carta es bastante amplia, destacando los mariscos y las carnes. Entre los primeros navajas, berberechos y de fama los carabineros y las gambas, todo ello a la plancha, y en las carnes lo habitual. También preparan arroz caldoso, rabo de toro y algún que otro plato típico, en definitiva una cocina casera y mucha de producto sin más complicaciones ni aderezos innecesarios. Como en cualquier sitio el buen producto se paga, pero aquí se ve que no en exceso, mantiene una muy buena relación calidad-precio.

Tomamos un tomate con perejil, ajo y aceite, muy bueno y bien aderezado (eso sí te tiene que gustar el ajo) unos trigueros a la plancha, buenos y ración generosa, y una carne con patatas y pimientos del padrón, abundante, la carne muy tierna aunque la hubiera preferido más fuerte, quizás el solomillo (18€) habría sido mejor elección porque tenían un aspecto magnífico. También tuvimos ocasión de probar unos callos realmente excepcionales, no me extraña que sean especialidad de la casa, tenían el punto justo de picante y la salsa una consistencia buenísima, para mojar pan (cosa que hicimos, claro), desde luego muy recomendables.

Queda pendiente para la próxima una incursión en los mariscos, pero los pudimos ver en la vitrina y los carabineros y gambas tenían muy buena pinta. Con una carta así de amplia y esas raciones hacen falta varias visitas para explorarla toda. Para rematar cuentan con varios postres caseros, en nuestro caso natillas. En la sobremesa unos chupitos de pacharán Burgani, que no conocíamos y nos gustó. Todo, vino incluido, por 25€, razonable contando que quizás nos pasamos un poco en la cantidad, para tres en lugar de para dos habría llegado, sobre todo si hubiera sido en una cena.

Pudimos comprobar en la barra que la cerveza es Mahou clásica, tampoco es que estemos en una cervecería, pero cumplen bien el trámite. Mención aparte merecen los vinos, de la bodega Vinae Mureri de la Ribera del Jiloca en el suroeste de Zaragoza, vinos distintos, garnacha 100% con un sabor potente y personalidad definida, concretamente tomamos un Muret 2005, servido a la temperatura perfecta, que estaba realmente bueno.

Buen trato de un profesional de toda la vida, que siendo el dueño está pendiente de todo, y con un servicio de otra persona, suficiente para el local, también muy atenta a lo que el cliente necesita, con el trato cercano que se espera en un local así. (disclaimer: conocí al dueño en una cena unos días antes y ya habíamos intercambiado opiniones sobre hostelería, así que me dijo que le visitara, y tuvo con nosotros una atención especial, sobre todo a la hora de aconsejarnos y mostrarnos sus especialidades)

Un establecimiento que quizás pasa desapercibido para quien no sea de la zona, pero donde se pueden encontrar buenos mariscos y carnes a un precio razonable. Con una carta amplia y variada que se adaptará a todos los gustos. Los vinos si te gustan te harán repetir, no son fáciles de encontrar.

Los Gatos; divertido, castizo y cervecero

9 de mayo, 2007

c/ Jesús nº 2 Madrid. Mapa.

gatosClásico, ingenioso, con chispa, siempre hasta la bandera, camareros con mucha picaresca y sobre todo, buena cerveza y mejores tapas. a grosso modo así podría quedar definida esta cervecería metida en una zona donde se congregan todos los devotos de la imagen de Jesús de Medinaceli, justo enfrente de su basílica. Allí podremos, aparte de saborear su gastronomía, disfrutar con el ambiente y el decorado del establecimiento.

LA CERVEZA

Muy bien tirada, con el sistema antiguo, a pesar de toda la gente que se agolpa los fines de semana la cuidan bastante. Aunque no llega a los niveles de la Dolores, el mejor de la zona, se aproxima bastante y la caña o el doble entran casi solos.

GASTRONOMIA

Como todos los de la zona, lo que, sin duda, impera son los canapés, debe ser por eso de la rapidez a la hora de servirlos o por cualquier otro motivo, pero todos los que decidan ir a tapear por esta clásica zona de Madrid tendrán que mentalizarse de que en casi todos los sitios es lo que hay. No obstante, siempre son de buenísima calidad y muy variados. Desde el clásico de jamón ibérico, pasando por uno delicioso de jamón de pato, hasta dos que son inmejorables, de gulas con ali oli y de gambas mezcladas con esta misma salsa. Lo aconsejable es siempre que en los Gatos te preparen un variado, pero eso si, con sentido del humor y siendo avispado, porque Nelson, más conocido por ‘crack’. Uno de los mejores hosteleros que he visto nunca, intentará que los canapés te salgan por la tapa de los sesos, con el incremento de precio, aunque no es excesivamente caro, que esto lleva consigo. No obstante tiene mucho sentido del humor y se pasa un buen rato en el tira y afloja. Además, como ya he reiterado antes, todas las viandas son de muy buena calidad.

DECORACIÓN

Muy divertida y surrealista, desde Carlos III parodiando una arenga a los madrileños de la época, hasta un monaguillo con gafas de sol pasando por camisetas del Real Madrid, Estudiantes y maillots de Abraham Olano y Miguel Indurain. Además, aunque está muy mal conservado, también podréis disfrutar de un mural realizado con azulejos de la Plaza de la Cibeles, con diosa incluida. Y como no, y siendo la ciudad que es, los motivos y adornos taurinos también son una realidad en Los Gatos, monteras, capas, estoques…todo lo necesario para que sea una tarde de puerta grande.

gatos
postal que refleja el ambiente y que regalan en el local. Autor:Gonzalo Concepción.

TRATO

A pesar de toda la gente que se agolpa en el establecimiento, por lo menos los fines de semana que es cuando hemos acudido, el Crack intentará que nos sintamos acordes con el bar, siempre con sentido del humor

CONSEJO

Digno de disfrutar, pero eso si, dejad los agobios de las aglomeraciones y del ruido en casa, el bar es así y nadie lo podrá cambiar. Además, así está bien.

Lalanda Taberna

3 de mayo, 2007

Puerto Rico, 35 (tel: 91 359 57 69) Mapa. Costa Rica, 22. (tel: 91 359 46 42). Mapa.

Cuentan con dos locales, con ciertas diferencias, si el de Costa Rica es de pinchos el de Puerto Rico es de raciones para compartir, en este caso fuimos al segundo. Se trata de un local no muy grande pero con varias mesas para cenar (o comer) sentados y bastante cómodos, sin estar en medio de todo el mundo, agradable para juntarse un grupo de amigos, eso sí hay que reservar, al menos en fin de semana.

lalandaEfectivamente la carta está pensada para pedir platos o raciones para compartir. Se puede cenar bien, no sólo picar, con una buena variedad de ensaladas, entrantes, huevos rotos y carnes, una carta de vinos correcta, un poco corta quizás, por unos 25€, con bebida. Las preparaciones son buenas y muchas originales, podremos cenar a gusto y diferente, quizás un poco caro para ser «de raciones».

La lista de ensaladas es amplia y sugerente, se sale de lo convencional y mezcla bien los ingredientes dando lugar a distintas opciones apetecibles, tomamos dos (12€ cada una) y nos gustaron, una de mi-cuit de pato con manzana confitada, lechuga y una reducción de vino, y otra templada de trigueros, setas y jamón de pato. Como entrantes un buen queso provolone, algo que empieza a encontrarse en restaurantes de cualquier tipo y nacionalidad, y una tempura de verduras con salsa de soja, generosa y bien hecha, le hace ganar mucho la salsa, sino se haría un poco pesada de tomar. Para rematar elegimos la fuente de carne de entrecott con patatas paja y pimientos del piquillo (20€), buena pero a la que le faltaba un poco más de contundencia en el sabor.

Otras propuestas que parecían buenas eran las sartenes, de pollo y verduras o de cigalas, el hojaldre de ternera con Gorgonzola o el chorizo criollo en los entrantes u otras opciones en la carne como secreto ibérico, rabo de toro o lomos de ciervo, como se ve hay buena variedad para elegir. También destacan en la carta los huevos rotos con distintos acompañamientos (jamón, picadillo, gulas, chistorra…) que son especialidad de la casa, no los pedimos porque aparecen en casi todas los locales de raciones y porque según quien conocía el sitio tampoco son algo fuera de lo normal.

Para beber Mahou clásica tirada bien para cenar, no le pedimos tanto como para tomar sólo cañas, pero servida o en vaso de sidra sin llenar o cuando lo pides lleno en vaso de pinta. El vino que tomamos Prado Rey roble de 2005 que sin ser malo, por 14.50€ no fue una buena elección por 3 ó 4 euros había que haber tirado al Arzuaga, eso sí, sirvió para cenar.