Archivo de enero de 2009

Taberna La Lumbre, de vinos estamos hablando

27 de enero, 2009

C/ Ponzano nº 51, Tlf: 913995142 Mapa

El sitio que nos ocupa hoy no es un sitio típico de cerveceros aunque vale la pena hablar de él solamente por el buen trato del personal y la calidad de sus caldos. Está ubicado en una zona típica de cervecerías como El Doble, Fide, etc aunque en este sitio su punto fuerte son los vinos.

La Bebida

Cerveza Mahou Clásica tirada de forma aceptable, aunque pierde puntos en el paso de la «cilindrada» de caña a la «cilindrada» de doble, ya que más que un doble es un triple, vamos el típico vaso de sidra donde te ponen los cubatas y para mi gusto la cerveza pierde su frescor y fuerza en este tipo de vasos.

En cuanto al vino aquí es donde se nota su punto fuerte, tienen una gran variedad de vinos para degustar tanto por botellas como por copas, desde los típicos Ribera o Rioja a vinos de Madrid, Castilla La Mancha, Toro, etc. Y no sólo puedes degustar esos vinos en el local si no que también los puedes adquirir para llevártelos a una cena hogareña. Y si además te atiende la camarera mi consejo es que si no sabes de mucho de vinos te dejes aconsejar por ella.

La Comida

Este es un local donde no descuidan al cliente y siempre te ponen un pincho con tu consumición en la barra, desde un pinchito de tortilla «brava» hasta un «caldín» para entrar en calor. Tiene una carta variada y con algún experimento culinario que otro.

Disponen de chacinas (entre 8,9-16,9€) de Jamón Ibérico, Lomo, Cecina y también medias chacinas (entre 5,9-10,90€) si no llegamos con mucha «gusa», también podemos degustar una ensalada o media de queso de cabra o de Jamón de pato por no más de 10€ las enteras y por 5,90€ las medianas. Además podemos encontrar exquisiteces como anchoas de Santoña, Secreto Ibérico, Lomo de Buey y siempre podremos tomar las socorridas tostas, que aunque no es muy amplia la variedad si que lo es en cuanto al tamaño.

En General

Un buen sitio para tomar un vino o una cerveza (aunque por primera vez recomiendo el vino) y picar algo siguiendo la ruta de la calle Ponzano. En cuanto al trato del personal es excelente, siempre con una sonrisa en la boca.

Riaño; nadar y nadar…

14 de enero, 2009

C/Cea Bermúdez esquina Andrés Mellado. Mapa

Un sitio histórico con olor a cerveza, sabor a tapa, gusto a clásico y sobre todo con un tacto hacia el cliente inmejorable se merecía recuperar su esencia y ese es el camino que está intentando iniciar Riaño, no obstante, por ahora le queda muchísimo trecho por recorrer.

El establecimiento en cuestión no tiene nada que ver con el antiguo. Tras la faraónica obra que le han realizado, le han cambiado la cara después de muchos años y ahora es más luminoso, circunstancia que a algunos les gustará más y a los clásicos y amantes del Riaño de toda la vida pués no nos atrae tanto.

La bebida

Como no podía ser de otra manera, la cerveza es Mahou y bastante bien tirada, no obstante, no llega al nivel de la que se servía en la pasada edición de Riaño. Valga como anécdota que tienen el mismo grifo que Angel utiliza en el Cangrejero, aunque con resultados, todavía, bastante diferentes. Además, los precios están bastante elevados, el doble cuesta 2,80 €uros.

En cuanto al vino, tienen una carta amplia destacando el Ribera como vino que normalmente ponen a los amantes de los caldos.

Comida

Con cada ronda ponen la típica tapa. Al principio, como suele ser habitual, la banderilla de boquerón con aceituna y pepinillo. Posteriormente la van variando hasta un punto en el cual vuelven al principio ya que la variedad en este aspecto es algo limitada.
No así el apartado de raciones ya que la CALIDAD tiene letras mayúsculas con productos como el jamón 5 Jotas y otros como un lomo espectacular

Resumen

Todavía les queda mucho camino por recorrer. No obstante, ya es bastante positivo que el barrio de Chamberí vuelva a reencontrarse con una cervecería que hace años fue bandera del ocio madrileño.

Shuzo’s: un japonés muy particular

11 de enero, 2009

Jorge Juan 52. Mapa.

Creo que por más que lo intente describir este sitio es complicado: estética de pub, aforo para 20 personas, oscuro como un bar de copas y con música de hace bastantes años, lo que genera un ambiente… buenísimo!!! en cuanto a lo que puedes tomar es fácil: maki sushi, cerveza japonesa y copas, todo excelente; y con esto está todo dicho, pero bueno vamos a detallarlo un poco.

Lo que hace especial al local es su dueño, Shuzo, un japonés que lleva el local y que le da su particular personalidad y un enorme gusto por todo lo que hace, siempre con una sonrisa y un trato exquisito. De ahí que podamos encontrar maki sushi que él mismo prepara y que a 5,50€ el plato de 9 piezas es absolutamente imprescindible. Son de los mejores que he tomado, eso sí cuidado con el washabi que es algo más fuerte de lo normal. Y otra advertencia: lo sirve hasta las 23:00 y a veces se acaba, así que es mejor ir pronto.

En cuanto a la cerveza no tiene grifo, única pega, pero tiene una buena cerveza japonesa, Asahi, suave pero con un sabor final un poco más potente que la kirin y que a mi me gusta bastante, servida en vaso de sidra, acompaña perfectamente al maki, con cada ronda te pondrán unas patatas fritas o frutos secos. No es una cervecería pero sí se pueden tomar unas cuantas cervezas, a 3€ cada una.

Y aunque no sea tema habitual de este blog, las copas de Shuzo’s merecen un apartado especial: magníficamente preparadas, especialmente las ginebras, con la cáscara del limón, unas gotas exprimidas (nada de pulco ni parecido) y en su justa medida, eso si tomas Tanqueray o similar, la Hendrick’s viene con pepino ya que el aroma es de pepino y rosas, según nos explicó, otras las sirve con una rodaja de limón y otra de naranja, siempre buscando la combinación más acertada. Además la forma de prepararla es especialmente cuidadosa, fijaros cómo sirve la tónica y cómo exprime el limón. Y no son muy caras unos 7€  (bueno depende de la ginebra) pero el precio de una copa normal en muchos sitios y estas son realmente buenas. Los amantes del gin-tonic disfrutarán.

Por cierto el horario es de tarde, de 19:00 a 1:00 todos los días, eso sí el fin de semana se llena hasta los topes (tampoco es complicado) y entre semana tiene una numerosa clientela de gente que trabaja por la zona, porque la verdad es que es el sitio perfecto para ir a tomar algo después del trabajo. Y si tenéis ocasión de charlar con Shuzo os lo recomiendo, desde la historia de su vida hasta recomendaciones para hacer turismo en Japón.