Archivo de marzo de 2009

El misterio Cruzcampo

31 de marzo, 2009

Está claro que para gustos colores y que cada uno tiene los suyos, esto para evitar mosqueos aunque la polémica está servida: cada cual tiene sus marcas de cerveza favoritas. Dentro de que en España tampoco tenemos una gran variedad y aunque cada vez vamos entendiendo más de cervezas de importación, lo que más se bebe es «la caña del bar«. Creo que en esto de los gusto tiene mucho que ver la costumbre, cuanto más bebes una marca que más o menos te agrada más te haces a ella, por eso en cada de zona de España hay una marca preponderante y curiosamente es la que más gusta a la gente.

No es ningún secreto que nuestra marca favorita es Mahou, claro la más extendida por Madrid, a esto colabora también que los sitios que frecuentamos suelen tirarla muy bien. Curiosamente una de las marcas a la que le estamos cogiendo manía es Cruzcampo, vale es una manía y por tanto muy subjetiva, pero deja un final amargo que hace que pases alguna caña pero que tomar unos dobles parezca misión imposible. Una solución, como siempre, es la glacial, vamos que esté muy fría y así se tapa un poco el sabor.

Autor: djrich999, (en flickr)

Lo curioso es que si vas al sur, yo lo he comprobado en Sevilla y Málaga el sabor cambia, diría que es un poco más fuerte, con algo más de cuerpo y sin ese punto de amargor al final. Vamos una cerveza completamente distinta y que se adapta bastante a mis gustos. Todo esto con el crimen que cometen en muchos sitios a la hora de tirarla. La explicación parece fácil, hay distintas fábricas por España y cada una utiliza un agua distinta, eso le hace cambiar, pero parece que si quieres mantener un producto y una imagen de marca lo mínimo es que se pueda identificar lo que vendes, y aún así me parece exagerada la diferencia.

Aseguro que he pensado que es sugestión, estoy en otro sitio, asumo que lo que me voy a encontrar es diferente y lo tomo con naturalidad, pero no soy al único que le ha pasado y ya lo he comprobado varias veces. ¿Qué os parece a vosotros? ¿Os ha ocurrido lo mismo?

Sobre lo de tirar la cerveza y cómo lo cuidan en cada ciudad o zona tenemos para debate aparte.

pd: aunque sea de otra marca encontré esta imagen cervecera por Málaga y el camión casi me hizo un favor, me dejó la escena delante del objetivo.

a

autor de la primera foto: djrich999 (en flickr)

Taberna 1929: calidad y buen precio

6 de marzo, 2009

C/ Rodríguez San Pedro 66. Mapa. Telf: 91 549 91 16.

Por el título parece que vamos a cumplir el bueno, bonito y barato, y no andamos lejos, aunque los tres conceptos sean algo subjetivos estamos en un sitio en el que podemos cenar bien, con materias primas de calidad, buenas elaboraciones y a un precio razonable, todo ello con buen servicio.

El local está situado en la zona de moncloa, garantía de buen ambiente, pero zona en la que a veces no es fácil encontrar sitios de calidad, es bastante amplio, la barra normal, con una zona de mesas altas para picar y un par de comedores relativamente amplios. En ellos la decoración con ladrillos y las mesas impecablemente montadas hacen de un ambiente agradable y acogedor.

En la barra.

Podemos encontrar cerveza Cruzcampo, que sabiendo que esto es entrar en polémicas, no es ninguna de nuestras favoritas, será por ese sabor demasiado amargo que deja al final o porque su gusto no es el suave de Mahou al que acostumbramos, pero la verdad es que a mi no me pasa demasiado bien, la solución es tomar cañas porque el doble se va a hacer duro, en cuanto a cómo la tiran no está mal, esto hace que pase un poco mejor. Afortunadamente con cada ronda vendrá su correspondiente tapa, no fallan una, y con buena variedad y calidad, desde pequeñas porciones de «bollo preñao», patatas ali-oli, ensaladas, patatas con pimientos… muchas tapas de cocina y en una cantidad buena para acompañar la cerveza. También se puede optar por los vinos, tienen buenos vinos por copas y también uno un poco más joven tinto muy barato para el «chato» ya que las copas las ponen en unas de vidrio perfectas para disfrutarlos.

Para comer o cenar.

Lo que más destaca es su carta, amplia, variada, de calidad y a precio razonable. Hay que empezar por las croquetas, ración de seis pero de un tamaño enorme, elaboración casera y realmente buenas, además con un punto que las hace distintas y realmente imprescindibles. También destacan sus hojaldres de espinacas o carne, el plato de huevos con pimientos y chistorra, el queso majorero con mojo o el revuelto con morcilla y piñones. Mención aparte merece la carne, chuletón al peso (unos 40€ el kilo) realmente bueno, de los mejores que hemos tomado últimamente, lo sirven en una fuente de hierro caliente para rematar el punto que trae, así que es bueno que si lo queréis muy crudo lo retiréis pronto y sólo le deis el golpe de calor antes de comerlo, sino tenéis el riesgo de que se pase.

Lo mejor es dejaros una foto de la carta porque es complicado describirla, todo lo que hemos probado realmente aconsejable, buen producto y elaboraciones clásicas pero originales.

El trato es muy bueno, están atentos a todo, son realmente atentos y hay personal suficiente como para cumplir sin problemas con el local.

En definitiva un sitio muy recomendable y del que nos hemos hecho habituales. Por cierto nos veremos por ahí en el Chuletón&blogs de Cucharete.