Archivos de autor ruben

El Quinto Vino

27 de junio, 2007

Hernani 48. Tlf: 91.553.66.00. Mapa.
Horario: De 12:00 a 16:00 hs y de 21:00 hs hasta cierre. Cierra los domingos.
Página web: http://www.elquintovino.com/

Situado en pleno corazón de Madrid, en la calle Hernani, muy cerca del metro de Nuevos Ministerios y a sólo 5 minutos andando de la Glorieta de Cuatro Caminos, El Quinto Vino ofrece tapas tradicionales y mezclas sugerentes de ingredientes básicos.

quinto vinoEl local, de tamaño reducido, está ambientado al estilo de la típica taberna madrileña con fotos de propios y extraños, rincones dedicados a clientes especiales y decenas de botellas de vino y barriles enormes a modo de mesas altas. Cuenta con una pequeña barra y un comedor con capacidad para algo más de 30 personas. Hay quien asegura que además tiene otro comedor algo más escondido, pero que yo nunca he tenido oportunidad de visitar.

Abierto desde hace 12 años es famoso por las croquetas de cocido y una excelente carta de vinos que hacen las delicias de los más entendidos. Cuando se entra en el Quinto Vino se ha de ser consciente de que se va a disfrutar de una jornada gastronómica sencilla pero diferente, de la que saldremos muy satisfechos por la alta calidad de los productos ofrecidos.

La tradicional cerveza, Cruzcampo, y su amplia carta de vinos son la mejor manera de empezar. Recomendamos pedir tapas y raciones, entre las que destacan las famosas croquetas de cocido con receta secreta de Esperanza, quien va exclusivamente a El Quinto Vino para elaborar las croquetas, haciéndolo todos los días para servirlas frescas y recién hechas. El secreto, una bechamel suave y bien ligada como la de casa, sin muchas especias que empañen el sabor de la mezcla. Sabrosas y jugosas sorprenderán con un sabor tan sencillo como exquisito. No faltan el queso, los huevos “estrellaos”, los embutidos y las conservas y mezclas tan sorprendentes como el revuelto de morcilla y gambas, la berenjena frita con salmorejo y bacalao, el foie con bacon, etc.

quinto vino

Pata terminar ofrece postres caseros sin complicaciones que dejan una sensación dulce. Para los más golosos y amantes del chocolate recomendamos las trufas y para el resto un diferente flan de limón. El precio ronda los 20 ó 25 € por persona. No es barato en comparación con otras tabernas que ofrecen el mismo estilo de comida pero la calidad de los productos y la experiencia del personal son mucho mejores, por lo que merece la pena pagar algo más.

También ofrecen menú del día con dos primeros y segundos a elegir, programado mensualmente excepto los miércoles, en el que el menú es cerrado y sólo se sirve cocido madrileño completo. Una opción sin duda más económica por 9.50 €.

Recomendamos reservar si sois más de dos o tres porque suele estar lleno y la barra es algo pequeña.En definitiva, una taberna de calidad a un precio asequible, al que ir de vez en cuando sin miedo a sentirte defraudado, o al que llevar a algún amigo sabiendo que va a quedar contento.