Archivo de la categoría "centro"

La casa del abuelo; tradición

5 de diciembre, 2008

C/Victoria 12 Madrid (y otros dos bares más). Mapa. Telf: 902 02 73 34 .
www.lacasadelabuelo.es

Clásico, castizo, de siempre, con solera…y así podríamos tirarnos diez minutos adjetivando a este establecimiento que cuenta con más de cien años de historia, ahí es nada, en la hostelería madrileña. Es un establecimiento de esos que mantienen muy altas las espadas del tapeo con algo más. Es por ello por lo que cuenta su historia que Andy Warhol cuando estaba en Madrid, pasaba horas y horas chateando en este bar.

El líquido elemento

Aunque no es su fuerte, la cerveza es Mahou y más o menos cumplen, eso si, sin ningún tipo de alaracas ni alardes que muestren respeto o admiración por el jugo de cebada. En cuanto a los vinos, aquí si se hacen fuertes. Por ello se vanaglorian de tener el mejor vino dulce de Madrid. Por este motivo casi todos los que conocemos este establecimiento nos hemos tomado algun vinito para ver si era cierta su fama caldos de gran calidad. No obstante, dejémoslo en este punto con un simple, ‘entran solos’

casa del abuelo

Gastronomía

Uno de sus puntos fuertes y siempre basado en dos premisas;

-Se hacen en el acto

-Se basan normalmente en la gamba y el marisco

Así, cuando entremos en el Abuelo, podremos probar  gambas y langostinos a la plancha, gambas al ajillo, gambas a la gabardina, banderillas de langostinos, que a mi personalmente me gustan mucho porque las ponen con una salsa muy buena de mojo picón y croquetas, como no, de gambas.

La verdad es que todos los platos están muy buenos ya que, como deciamos antes son de elaboración inmediata y se puede ver como los cocinan.

Trato y recomendación

Siempre está lleno, por este motivo es bueno tener paciencia cuando se entra a probar algo o a tomar unos chatos. No obstante es de obligado cumplimiento pasar a tomar algo cuando se va por la zona de huertas

Casa Revuelta; que vino, que bacalao, que torreznos, que…!!

15 de febrero, 2008

C/Latoneros 3 (Plaza de Puerta Cerrada). Mapa. Télf: 913 663 332.

Establecimiento veterano con caracter del centro de Madrid. Detrás de la barra siempre te encontrarás a Santiago, dueño clásico y gran conocedor de sus clientes. Para todos los que busquen un sitio en la capital para degustar, saborear y querer repetir, tanto sus liquidos elementos como su tapeo, tienen que señalar entre sus preferencias Casa Revuelta

Los chatos

Porque sin duda es lo que triunfa en este local. Normalmente, todos los trabajadores y gentes que normalmente están a las 12 de la mañana en la zona de la Plaza de Puerta Cerrada, Cuchilleros…se dan cita en Revuelta para tomarse un vinito, bien blanco, bien tinto, que sirven con frascas en vasos de chato de un trago.

En cuanto a la cerveza es Mahou, no la tiran mal, pero ellos saben que no es su característica principal, por ello no la tienen entre las bebidas preferentes.

Otro aspecto que si cuidan bastante es el vermout, muy rico, entra solo, siempre a la hora del aperitivo en Revuelta apetece uno.

El bacalao, el queso, los callos, los calamares en su tinta…

Y muchísimo más, nos podríamos tirar horas hablando de sus excelencias. No obstante lo que más apetece tomar es un pedazo de bacalao rebozado espectacular, sin una espina, muy tierno y en su punto.

Además, entre semana van rotando en platos como unos callos a la madrileña impresionantes o unos calamares en su tinta que también tienen una demanda masiva.

Entre el resto de platos que conviene no pasar por alto está el queso manchego, los torreznos, las croquetas…en resumidas cuentas, todo lo que tocan en esa cocina lo convierten en manjar, muy castizo, pero al fin de al cabo, manjar.

Trato

Muy bueno y profesional, son capaces de atender en un plis plas a casi toda la barra, conocer a los clientes regulares, recomendar lo mejor del día, ponerte un chato, hablarte del Madrid, comentarte el último gol de Agüero, el último pase de José Tomás frente a un Vitorino, y lo que es más importante ponerte un vino y una ración o media que se recuerda durante mucho tiempo.

Fogón y Candela

26 de marzo, 2007

C/ Ferraz 23, esquina con C/ Quintana. Mapa.

El otro día al acudir a un cumpleaños en el que creía que iba a haber algo de picar me sorprendí y me di cuenta que iban directamente a lo serio, es decir copazos a mansalva, por lo que decidí pasarme por un sitio que antes frecuentaba bastante llamado La Dehesa de Santa María y que fue uno de los precursores de los pinchos en tostas en Madrid a un precio bastante asequible, pero poco a poco fue empeorando en la relación calidad precio y deje de ir. Pero al verme en tal situación (copas con el estómago vacío) y en la zona en la que me encontraba no me quedaba más remedio que volver. Y es ahí donde me lleve una grata sorpresa: Para empezar ya no se llamaba Dehesa de Santa María sino Fogón y Candela y aunque la base del negocio seguía siendo la misma muchas cosas habían cambiado para bien.

imagen024.jpg

LA BEBIDA

No todo iba a ser perfecto no? Disponen de grifos de Cruzcampo y Amstel, (primera vez que veo algo así) y para nosotros, los amantes de la Mahou no hay grifo pero si tercios. La caña la tiran de forma aceptable y consiguen «matizar» ese sabor distinto de Cruzcampo y Amstel. En cuanto al vino disponen de una amplia variedad y guardados en neveras para conservarlos a su temperatura adecuada para ser servidos sin que pierdan su sabor. El precio de la caña es de 1,20€ y el del vino oscila entre el 1,50 y los 2,20 dependiendo de cual elijas y siempre acompañando a la bebida un pinchito.

LA COMIDA

Es aquí donde han conseguido recuperar la calidad y el precio de antaño cuando se llamaban la Dehesa de Santa María y además se han superado. Además de varias raciones y ensaladas, que por cierto tenían buena pinta pero que no probé, la parte central de la carta se centra en sus tostas y tapas. La diferencia entre unas y otras está en el tamaño y claro está en el precio (1,60€ las tapas y entre 3,50€ y 4€ las tostas), además hacen hacen distinción entre las tostas o tapas Gourmet y las típicas.

Entre las Gourmet cabe destacar la morcilla con mostaza y queso, cecina con queso aceite y ajo, anchoas con torta del Casar, gambas con Torta del Casar y en cuanto a las tostas tradicionales podemos encontrar de salmón, anchoas, jamón, salchichón, etc… éstas son más simples pero igual de sabrosas que las Gourmet. También se puede escoger una degustación de 4 tapas por 4,80€ (si son Gourmet aumenta 0,60€ la unidad) o de tostas por 10,50€ (si son Gourmet aumenta 0,60€ la unidad). El tamaño de cada tosta equivale a 4 tapas aproximadamente y ésta es de pan de hogaza de buen tamaño.

EN GENERAL

Es un buen sitio para tomar algo de picar en incluso cenar, el servicio está formado por gente joven bastante eficiente, y aunque el local estaba hasta la bandera fuí servido con prontitud. No es un restaurante y no dispone de mesas tradicionales para sentarse, eso sí, dispone de mesas altas repisas y taburetes. El único inconveniente, como he comentado antes es que está hasta la bandera y más los fines de semana.

El Ñeru: el asturiano más castizo

10 de febrero, 2007

Bordadores, 5. Mapa.

En el centro de Madrid se puede disfrutar en el Madrid de los Austrias, de los Borbones, pasear por la Calle Mayor y realizar un sin fin de actividades. No obstante la mejor manera de finalizar una jornada así es tomando unas cañas por la zona más emblemática de la capital. Además en ese paseo hay un lugar donde se pueden reponer fuerzas y, sobre todo, degustar platos típicos asturianos regados con buena cerveza.

CERVEZA

Es Mahou, y aunque no es su fuerte, la tiran más o menos dentro de los cánones de la buena cerveza, con espuma, dejando reposar mínimamente los tiempos y sobre todo fría.

Además, como buen asturiano que se precie, también tienen botellas de sidra con sus vasos típicos, para poder escanciarla, eso sí, los que sepan porque yo no soy experto.

En cuanto a los vinos, no puedo hacer una valoración porque cuando he ido no los he testado

GASTRONOMÍA

Siempre que se pide una consumición te dan a escoger entre una rebanada con queso de cabrales a la sidra que está buenísima, un plato con chorizo asturiano, que también merece una mención especial o un pincho de tortillas de patatas. Aunque este último no esté mal yo recomiendo los anteriores.

En el capítulo de raciones, son de alta calidad, buenísimas y sobre todo, en relación calidad-precio, bastante ajustadas. Tienen restaurante, con muy buena fama, pero a este capítulo no he llegado aunque prometo hacerlo y valorar esta circunstancia. Podéis ver la opinión al respecto de los amigos de «la cuchara«.

TRATO

Normal, con cada caña o consumición te ponen una tapa y si dejas una propina tocan un cencerro de vaca.

CONSEJO

Si venís durante el fin de semana hacedlo con tiempo porque se suele llenar y poner hasta arriba.

ENE

30 de noviembre, 2006

Nuncio nº19. Mapa.

Este restaurante de corto nombre está situado en la zona de la Cava Baja lo cual nos permite ir a tomar una cerveza por algunos de múltiples bares que hay por la zona. Yo fui a cenar con mi pareja que lo conocía de comentarios de amistades. Es un restaurante que ofrece una peculiaridad que le hace distinto, se puede cenar sobre un tatami y encima tumbado, puede resultar un poco incómodo al principio hasta que coges la posturita, a las damas les recomiendo que dejen las faldas en casa si van a cenar ahí. No todo el restaurante disponde de tatamis ya que existen sillas y mesas, se recomienda reservar para cenar en un tatami sobre todo si en fin de semana, porque se pone hasta los topes debido a que algún día del fin de semana se hacen espectáculos en vivo.

Si se escoge cenar sentado, la disposición de un grupo de mesas también tiene su originalidad, todos recordaremos esos puestos de lectura en las bibliotecas que están separados unos de otros por un panel y que tienes que agachar la cabeza para que el de al lado no te vea, en mi opinión esta distribución hace un poco incómoda la comida-cena ya que tienes demasiado cerca a los de al lado y puedes escuchar su conversación y ellos la tuya por mucho panel que haya, aparte de esta disposición de mesas también tiene mesas «normales» más ínitimas.

En cuanto al tema comida es un restaurante donde la presentación de los platos es muy «cool» y de diseño, este aspecto lo cuidan bastante (así como la decoración, que se había olvidado comentar). La carta está basada en una mezcla entre comida mediterránea y oriental, yo degusté un carapaccio y unos rollitos Vietnamitas, el carpaccio estaba para chuparse los dedos, la carta de vinos no es muy extensa pero cubre la mayoría de los paladares. De postre tomamos una degustación de postres que tenía muy buena pinta y sabor aunque alguno de ellos puede resultar empalagoso. Un aspecto que no me gustó y como ya he comentado en el post La calidad de la cerveza, es que me la sirivieron en una copa de vino, en fin…

La relación calidad precio es aceptable para un menú para dos personas compuesto de dos entrantres, un plato cada uno, postre común y una botella de vino, el precio osciló entre los 40-50€.