Cervecería el cantábrico: de las de toda la vida

Padilla 49. Mapa. Teléfono: 91 402 50 42.

Situada en uno de los barrios residenciales clásicos de Madrid es un buen exponente de las cervecerías “de toda la vida” que tanto me gustan y que son necesarias en toda zona que se precie. Un buen sitio para tomar unas cañas, de lo mejor del barrio, y para degustar algunos mariscos o conservas si el bolsillo lo permite.

cantabrico

Cerveza.

Es el motivo principal de la visita y lo justifica sin lugar a dudas, cañas y dobles de Mahou tirada como tiene que ser. Sin un pero se le puede encuandrar en las cervecerías que merece la pena visitar, además por ese barrio no he encontrado algo parecido, hay buenos sitios, pero no con tanto sabor a cervezones.

Como único inconveniente al cañeo, no es habitual que te pongan nada de tapa, ni el pincho de tasca, rara vez y tras alguna ronda han caído unas patatas fritas, esto de la tapa es punto habitual de discusión, personalmente no soy de los que se fija mucho, pero un algo para pasar los dobles siempre viene bien.

Para comer.

El marisco es otro de los puntos fuertes del establecimiento, algo normal en este tipo de cervecerías, se puede ver una amplia variedad: gambas, percebes, centollos… son habituales de sus vitrinas (detrás de la barra). Otra de las opciones son las clásicas latas de conservas, berberechos, mejillones, anchoas… En ambos casos el producto es de excelente calidad y al precio habitual de estos locales, es decir prohibitivo, eso sí no te engañan para nada, ya sabemos que lo bueno cuesta y sobre todo en Madrid.

Como detalle curioso y que puede servir para tomar algo tienen unos montados de lomo adobado a la plancha bastante buenos, y por menos de 3€, los hacen en una plancha en la barra pero no hay problemas con los humos ni olores, no deja de ser un detalle curioso en un local que no aparenta tener nada caliente.

cantabrico

Servicio.

Se puede ver la amplia experiencia de los camareros, muy “de los de antes” aunque sin ser habitual pueden parecer un poco secos cumplen su función sin ningún tipo de problema, no sé si con los conocidos serán más charlatanes pero yo nunca he cruzado más de las palabras imprescindibles, y suelo ser de los que habla. Correctos, sin más.

Tags:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Los comentarios en esta página no están moderados, aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados. Los autores no se responsabilizan de los comentarios, ni tampoco tienen que compartirlos. Estas indicaciones se hacen por el bien de los usuarios y administradores para mantener el espíritu de diversión y compartición de opiniones con que se creó el blog.
Comentarios

Debe ser de los poquitos que me quedan sin visitar dentro de los denominados ‘imprescindibles’. Prometo ir

Añadiría un “tiene días”
porque haber, ha habido veces, que aún siendo ciento y la madre, y consumindo en cantidades a considerar, no nos han puesto ni unas tristes patatas fritas.
pero como en honor a la verdad, hay que contarlo todo, en otras ocasiones, se han portado, llegando incluso a ponernos un día de tapa, percebes, lo cual ni deja de ser de agradecer.
no es mal sitio, no

aiayeapnwsbl

Escribe un comentario