Norte y Sur: para comer bien

Bravo Murillo 95. Mapa.norte y sur. Telf: 915 535 153.

Situado casi en la glorieta de Cuatro Caminos, este lugar con toda la tradición de un bar antiguo, barra de metal incluida, nos espera para comer o cenar unos magníficos productos que se pueden ver en su vitrina desde la calle, las ostras, navajas o cigalas nos invitarán a entrar. Cuenta con una plancha justo a la entrada que es la protagonista de la cocina, y que a pesar de su situación no inunda el bar de humo.

Un buen sitio si quieres disfrutar de mariscos, verduras y carne a la plancha, a precio razonable, sin preocuparte mucho por el sitio ni por la bebida.

Bebida.

Este no es el punto fuerte desde luego, cerveza Águila (Amstel) tirada de forma irregular, si consigues que te la pongan en jarrita bien fría y con un poco de esmero puede pasar, no hay refugio en el botellín. Si lo que quieres son vinos el blanco de la casa es un poco duro pero se deja tomar, mientras que el tinto ya requiere más esfuerzo. Si vais varios conviene pedir una botella donde ya puedes elegir algo un poco bueno.

En las tapas tampoco esperéis nada, unas patatas fritas a lo sumo y no de las mejores, decididamente si lo que quieres es tomar unas cañas y punto este no es tu sitio.

Comida.

Aquí es donde viene lo bueno, básicamente pescados, mariscos, carne y verdura a la plancha. Platos sin ninguna elaboración, producto puro y bueno, no el mejor que se puede encontrar pero en un buen punto respecto al precio. Destacan las ostras a 12€ la docena, no las más grandes posibles pero buenas, un buen comienzo. Recomendables las parrilladas de verduras, bien variada o los trigueros y cebolletas por raciones sueltas. Tiene una oferta de marisco importante, todo a la plancha, que varía según el día, excelentes carabineros (caros como no puede ser de otra forma), gambas, cigalas, navajas y en ocasiones oricios u otros productos de temporada, en estos últimos, fuera del mar, destacan las setas en su época.

Para continuar la cena también cuentan con brochetas de mero u otros pescados, muy buenas, o con almejas a la marinera con un guiso sobresaliente, calamar o sepia a la plancha, en ocasiones también en brochetas, vamos que hay que echar un vistazo a la vitrina y a lo que hay por la plancha. Mención aparte merece la carne de buey a la plancha, unos 13€ para dos personas y ración que va variando según el número de comensales, muy sabrosa bien quemada por fuera y sangrante por dentro, vamos una maravilla, la pieza la ponen tal cual, cortada pero no separada, así que puedes disfrutar de esa visión, tendrás que quitar un poco de gordo, pero vale la pena.

Servicio y precio.

Depende del día, no es especialmente bueno salvo que te conozca un poco Beni, si es fin de semana está tan lleno que puedes estar una hora para cenar, como detalle odioso, a veces, no tienen tiempo ni de recoger la barra con lo cual si llegas a las 11 la imagen es impactante. Tienen un pequeño comedor y suele ser bueno reservar, aunque lo habitual es cenar en la barra o en las repisas del otro lado, eso sí en ningún caso llegues muy tarde porque a las 11, o muy poco más cierran el acceso aunque si estás dentro te quedes cenando hasta las 12.

No es especialmente caro, salvo que te metas en carabineros, setas o cigalas, con verduras, calamar y carne sin mucha bebida sales por unos 25€, algo razonable para la calidad del producto.

Tags:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Los comentarios en esta página no están moderados, aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados. Los autores no se responsabilizan de los comentarios, ni tampoco tienen que compartirlos. Estas indicaciones se hacen por el bien de los usuarios y administradores para mantener el espíritu de diversión y compartición de opiniones con que se creó el blog.
Comentarios

Estoy de acuerdo en la bebida… es el punto débil, ahora sí, yo como carnívoro insaciable que soy, es el mejor chuletón de buey que he probado, el truco es pedir carne para uno o dos menos de los que váis a pedir si os gusta sangrante.
El resto de comidas tiene una calidad excelente y cenando en barra no se dispara el precio para ser una marisquería.
En cuanto a las almejas a la marinera la salsa está para mojar pan y todo lo que se te ponga por medio.

La verdad es que la elegancia no es lo suyo, pero si el preparar una buena pieza de chuleton de buey a la parrilla, es impresionante y como comenta el autor acompañarla con el cominado de verduras a la parrilla, lo malo es la bebida, que deberian cuidarla un poco mas, que no cuesta tanto tener unos botellines, pero bueno, merece la pena pasarse a cenar.

Esta claro que en el norte se come de maravilla, solo con mencionar restaurantes famosos y de las estrellas michelin que atesoran(Arzak, Akelarre, mugariz, Martin berasategui…). pero lo que mas disfrute durante mi estancia en el pais vasco(y que nunca olvidare) es el chuleton de buey que comi en Casa Julian, en dos palabras: impresionante y sin comentar los pimientos del piquillo confitados en su almibar…. que son unicos en el mundo.

Es un lugar donde si te gusta el marisquito bueno, pasas un buen rato, una de las cosas que mas me llamo la atención fue uno de sus camareros, sexy como el solo y con una sonrisa que hace que te mueras de gusto.
No se si se llama David o Daniel, pero lo que si se, que comida tan buena y con ese servicio tan eficaz, le dan a una ganas de……

Pues por mi parte tengo que decir que cuando fui, la comida me pareció buena, pero el servicio fue pésimo. El que haya mucha gente no es excusa para tratar mal a los clientes. Al que conocía al dueño le servían al instante y con atenciones, y al que no, pues hasta con desprecio en algún caso. Yo me sentí cliente de segunda y desde luego no pienso volver.

En cuanto al precio, hay varios productos con precio reclamo como las ostras, pero luego te cobran unos 12 euros (aprox.) por unos champiñones… lo que me pareció excesivo.

En fin, que es una pena que ciertos sitios que cogen fama, se echen luego a perder por verse sobrados de clientes.

sí la verdad es que yo he tenido algún día en que también tenía la sensación de que pasaban de mi… en fin de semana hay demasiada gente, es perfecto para comer un día de la semana al mediodía

Hola a todos;solo que´ria destacar mi humilde opinión,ya que por lo que me concierne por mi trabajo he de visitar muchos restaurantes y sobre todo como este:
fuí a cenar con mi novia,su hermana y padre y lo que me sorprendió aparte de la cuenta y sobre todo no pedimos mucho…es la agilidad que tienen los camareros para ofrecerte lo maas caro y sobre todo a la hora de pagar como no te quedes con los precios que aparecen en la carta…estás vendido…ya que te intentarán meter un 15 ó un 20 % mas,ya que yo pedi un par de entrantes,2 carabineros,una botella de vino y los postres…traducido a euros 250 euros,vamos ni en la mejor marisquería de madrid,lo puedo asegurar,ya que repito,estoy muy acostumbrado a este tipo de restaurantes,que como bien digo no vuelvo mas por el robo a mano armanda…

La verdad es que el servicio va a peor y han bajado la calidad, ultimamente me ha decepcionado.

Es un sitio para recomendar, si cenas dentro es mejor comentar lo que te quieres gastar. Evidentemente hay que saber elegir para buscar una buen precio (actualmente el carabinero es lo más caro del mercado, incluso mas que los percebes). El servicio es amable y divertido, lo malo es la hora punta, pero no pierden y pasan un poco pero eso sí con una sonrisa.
Le va a venir muy bien la nueva ley antitabaco, porque dentro se cargaba el ambiente.

Escribe un comentario