Archivo de marzo de 2008

La tienta: con todo el sabor taurino

18 de marzo, 2008

c/ Alejandro González 7. Mapa.

Es un sitio de referencia para todos los aficionados taurinos, el sitio ineludible para tomar unas cañas después de los toros y comentar la faena, nunca mejor dicho. Sinceramente si no fuera por esto no habríamos parado nunca aquí, típico bar de barrio sin ningún lujo ni nada que le haga llamar la atención.

La decoración es simple pero muy divertida, carteles de toros y esas imágenes promocionales de toreros con pose triunfalista o envalentonada y unos lemas que no tienen desperdicio, vamos de olé.

tienta

Para beber

La cerveza es Mahou, único buen punto que tiene, aquí la tiran pero no en el sentido que solemos emplear, sino de manera industrial como si de una cadena de producción se tratara, abre el grifo, llena, y al final ponle la espuma, pero lo justo para cumplir, vamos que cuando te llega de la espuma hay unas burbujas y algo blanco que rápidamente desaparece. Como curiosidad a veces ven que se queda muerta y le dan presión, con el grifo o directamente echando un poco más de cerveza con otro vaso. Se agradece el detalle, pero bueno, no es lo suyo.

En cualquier otra situación esto habría hecho descalificar al sitio, pero con el bar lleno todo el mundo entrando a la vez y muchos por la calle se puede llegar a entender, bueno no, que esa maravilla no merece ese trato, pero la verdad sea dicha ahí no se va a tomar cervezas, se viene de los toros y punto. Siempre nos quedará pasarnos al vino que tampoco es que sea una opción muy allá.

Para comer

Aquí podemos compensar todo lo dicho en la bebida, las tapas son de cocina, simples, pero buenas y bien de cantidad: champiñones, oreja, mollejas, sangre, chorizos… y a pesar del lío no se suelen olvidar de ponerla, tiene mérito.

En cuanto a las raciones, bastante abundantes por lo general, lo dicho para las tapas, lleva fama la oreja y es totalmente justificada, excelente, muy bien preparada, hasta el punto de que he visto consumarse el milagro de a alguien que no le había gustado nunca se sorprendió a sí mismo compartiendo una buena ración, creo que hicieron que se convirtiera; también es muy conocida la de mollejas, una de las estrellas del sitio. Los pitufos son otra de las buenas raciones, pequeños chorizos fritos muy buenos y todo un clásico del local.

También podemos disfrutar de alguna otra cosa que veamos por ahí como tapa o salir de la plancha, recomendaría ir más a lo de cocina que a lo que sea sólo producto, tipo jamón o queso que son para cumplir y por lo justo.

El ambiente

En cuanto al servicio, cuando hay toros hay más gente trabajando que en la plaza, muchísimos y todos corriendo, a pesar de eso buen trato, no se olvidan de ti, te tratan de forma amable y no escatiman un esfuerzo, Venancio está atento al quite.
Esto se une al excelente ambiente, para quien le guste, que se vive, al fin y al cabo todo el mundo tiene “la afición” común, un tema de conversación claro y hay una cierta confianza con la gente aunque no la conozcas, en definitiva un sitio donde puedes ir hasta sólo y te sentirás tan a gusto.

Posada tintes; ¿Que hace ahí esa lavadora?

10 de marzo, 2008

C/Tintes 7 Cuenca 969.21.23.98. Mapa.

Este establecimento de referencia en Cuenca, se encuentra enclavado en la zona turística y clásica de la ciudad. En un barrio cargado de historia, tanto monumental como gastronómica.

Bebida

Al tratarse de una posada, los vinos no son malos, la cerveza es Mahou pero embotellada en tercios. No obstante esta noticia, en la ciudad de las casas colgadas, es buena porque casi toda la urbe es territorio de Amstel.

¡¡¡A la mesa!!!

Tienen un menú degustación que en relación calidad-precio está espectacular. Por 20 €uros/persona puedes disfrutar de una ensalada de tomate, un surtido de embutidos ibéricos con su queso manchego muy rico, gambones a la plancha, sepia, espárragos a la brasa y ensalada de ventresca. Esto solo para abrir boca, porque de segundo te dan la opción de escoger entre chuletón de buey, y cuando digo chuletón digo chuletón, chuletas de cordero, solomillo de ternera, entrecot, emperador, mero, merluza…y otros platos que ni recuerdo.

En cuanto al capítulo de postres, todos son buenísimos, el tiramisú, la tarta de queso, la tarta de manzana…

No obstante no acaba aquí este menú, ya que el café es de puchero y además te lo ponen con unos porroncillos de resoli y otro tipo de licor casero muy rico.

Aparte de este menú degustación, también podreis disfrutar de los típicos platos conquenses, el ajo arriero, el morteruelo…

La lavadora

Fué lo primero que pregunté a Angel, que es el dueño, al salir del aseo. Este me respondió que tenía su historia muy curiosa y que a todo aquel que entrara a pegarse un homenaje gastronómico que le preguntara y se lo contaria. No obstante, la historia tiene que tener su miga curiosa

Un último apunte

El establecimiento tiene también habitaciones, por lo que si quereis pasar un fin de semana completo en Cuenca, ya conoceis un hospedaje donde pernoctar.

Cervecería el cantábrico: de las de toda la vida

4 de marzo, 2008

Padilla 49. Mapa. Teléfono: 91 402 50 42.

Situada en uno de los barrios residenciales clásicos de Madrid es un buen exponente de las cervecerías “de toda la vida” que tanto me gustan y que son necesarias en toda zona que se precie. Un buen sitio para tomar unas cañas, de lo mejor del barrio, y para degustar algunos mariscos o conservas si el bolsillo lo permite.

cantabrico

Cerveza.

Es el motivo principal de la visita y lo justifica sin lugar a dudas, cañas y dobles de Mahou tirada como tiene que ser. Sin un pero se le puede encuandrar en las cervecerías que merece la pena visitar, además por ese barrio no he encontrado algo parecido, hay buenos sitios, pero no con tanto sabor a cervezones.

Como único inconveniente al cañeo, no es habitual que te pongan nada de tapa, ni el pincho de tasca, rara vez y tras alguna ronda han caído unas patatas fritas, esto de la tapa es punto habitual de discusión, personalmente no soy de los que se fija mucho, pero un algo para pasar los dobles siempre viene bien.

Para comer.

El marisco es otro de los puntos fuertes del establecimiento, algo normal en este tipo de cervecerías, se puede ver una amplia variedad: gambas, percebes, centollos… son habituales de sus vitrinas (detrás de la barra). Otra de las opciones son las clásicas latas de conservas, berberechos, mejillones, anchoas… En ambos casos el producto es de excelente calidad y al precio habitual de estos locales, es decir prohibitivo, eso sí no te engañan para nada, ya sabemos que lo bueno cuesta y sobre todo en Madrid.

Como detalle curioso y que puede servir para tomar algo tienen unos montados de lomo adobado a la plancha bastante buenos, y por menos de 3€, los hacen en una plancha en la barra pero no hay problemas con los humos ni olores, no deja de ser un detalle curioso en un local que no aparenta tener nada caliente.

cantabrico

Servicio.

Se puede ver la amplia experiencia de los camareros, muy “de los de antes” aunque sin ser habitual pueden parecer un poco secos cumplen su función sin ningún tipo de problema, no sé si con los conocidos serán más charlatanes pero yo nunca he cruzado más de las palabras imprescindibles, y suelo ser de los que habla. Correctos, sin más.