Archivo de la categoría "argüelles-moncloa"

Cafetería Paréntesis

13 de enero, 2010

C/Almansa esq. Avenida Pablo Iglesias. Mapa.

No os dejéis engañar por el nombre del lugar que nos atañe hoy, aunque lleve la palabra «Cafetería» no lo es en el sentido puro de la palabra, es cafetería por las mañanas y cervecería a mediodía y por las noches.

Muchos días desayuno ahí por la mañana y puedes tomarte desde un cafe con tostadas o bollería variada hasta una caña con un montadito de lo que te apetezca. Los precios de los desayunos son bastante «populares» y van desde el 1,90 € de un café con bollería o tostada en adelante. Por supuesto también tienen zumos de naranja, pan con tomate y aceite y lo que a mí más me gusta, el croissant a la plancha con jamón y queso y aunque yo no soy muy «fan» de las tortillas también se puede observar en la barra varias variedades de tortilla para un pinchito.

Ahora vamos a la esencia de este blog: LA CERVEZA, en este local podréis encontrar todas las variedades de Mahou: en caña, en doble, en botellín, en tercio, lo cual es de agradecer en un local tan pequeño formado por una barra y tres veladores. La cerveza está tirada, de forma muy aceptable, con su capa de espuma compacta que permite que se mantenga todo su sabor. En cuanto al tema vinos tiene las variedades justas para contentar a casi todo el mundo, blanco verdejo, tinto rioja y ribera.

Pero su punto fuerte junto con la cerveza es el pincho que la acompaña. Elaborados de forma casera, sorprenden lo trabajados que están, por ejemplo: una mini-crep de jamón y queso con salsa, tortilla con champiñon y queso, mini-sandwiches… todo ello elaborado en la cocina y sin descongelar. También pueden acompañar unos choricitos, salchichas, mini tostas, gambas, calamares con poco rebozo conservando su sabor, etc.

Si nos metemos en la carta está más orientada a salsería que otra cosa y está compuesta en su mayoría por tablas de salsas acompañadas por patatas, chistorra, butifarra, pollo… y completa esta carta una lista de raciones típicas de bar sin mucha elaboración pero caseras y que sientan estupendamente.

Si pasáis cerca no dudéis en pasar a tomar una caña o lo que os apetezca y juzgad vosotros mismos y si es verano todavía mejor porque tiene terraza.

Taberna 1929: calidad y buen precio

6 de marzo, 2009

C/ Rodríguez San Pedro 66. Mapa. Telf: 91 549 91 16.

Por el título parece que vamos a cumplir el bueno, bonito y barato, y no andamos lejos, aunque los tres conceptos sean algo subjetivos estamos en un sitio en el que podemos cenar bien, con materias primas de calidad, buenas elaboraciones y a un precio razonable, todo ello con buen servicio.

El local está situado en la zona de moncloa, garantía de buen ambiente, pero zona en la que a veces no es fácil encontrar sitios de calidad, es bastante amplio, la barra normal, con una zona de mesas altas para picar y un par de comedores relativamente amplios. En ellos la decoración con ladrillos y las mesas impecablemente montadas hacen de un ambiente agradable y acogedor.

En la barra.

Podemos encontrar cerveza Cruzcampo, que sabiendo que esto es entrar en polémicas, no es ninguna de nuestras favoritas, será por ese sabor demasiado amargo que deja al final o porque su gusto no es el suave de Mahou al que acostumbramos, pero la verdad es que a mi no me pasa demasiado bien, la solución es tomar cañas porque el doble se va a hacer duro, en cuanto a cómo la tiran no está mal, esto hace que pase un poco mejor. Afortunadamente con cada ronda vendrá su correspondiente tapa, no fallan una, y con buena variedad y calidad, desde pequeñas porciones de «bollo preñao», patatas ali-oli, ensaladas, patatas con pimientos… muchas tapas de cocina y en una cantidad buena para acompañar la cerveza. También se puede optar por los vinos, tienen buenos vinos por copas y también uno un poco más joven tinto muy barato para el «chato» ya que las copas las ponen en unas de vidrio perfectas para disfrutarlos.

Para comer o cenar.

Lo que más destaca es su carta, amplia, variada, de calidad y a precio razonable. Hay que empezar por las croquetas, ración de seis pero de un tamaño enorme, elaboración casera y realmente buenas, además con un punto que las hace distintas y realmente imprescindibles. También destacan sus hojaldres de espinacas o carne, el plato de huevos con pimientos y chistorra, el queso majorero con mojo o el revuelto con morcilla y piñones. Mención aparte merece la carne, chuletón al peso (unos 40€ el kilo) realmente bueno, de los mejores que hemos tomado últimamente, lo sirven en una fuente de hierro caliente para rematar el punto que trae, así que es bueno que si lo queréis muy crudo lo retiréis pronto y sólo le deis el golpe de calor antes de comerlo, sino tenéis el riesgo de que se pase.

Lo mejor es dejaros una foto de la carta porque es complicado describirla, todo lo que hemos probado realmente aconsejable, buen producto y elaboraciones clásicas pero originales.

El trato es muy bueno, están atentos a todo, son realmente atentos y hay personal suficiente como para cumplir sin problemas con el local.

En definitiva un sitio muy recomendable y del que nos hemos hecho habituales. Por cierto nos veremos por ahí en el Chuletón&blogs de Cucharete.

Riaño; nadar y nadar…

14 de enero, 2009

C/Cea Bermúdez esquina Andrés Mellado. Mapa

Un sitio histórico con olor a cerveza, sabor a tapa, gusto a clásico y sobre todo con un tacto hacia el cliente inmejorable se merecía recuperar su esencia y ese es el camino que está intentando iniciar Riaño, no obstante, por ahora le queda muchísimo trecho por recorrer.

El establecimiento en cuestión no tiene nada que ver con el antiguo. Tras la faraónica obra que le han realizado, le han cambiado la cara después de muchos años y ahora es más luminoso, circunstancia que a algunos les gustará más y a los clásicos y amantes del Riaño de toda la vida pués no nos atrae tanto.

La bebida

Como no podía ser de otra manera, la cerveza es Mahou y bastante bien tirada, no obstante, no llega al nivel de la que se servía en la pasada edición de Riaño. Valga como anécdota que tienen el mismo grifo que Angel utiliza en el Cangrejero, aunque con resultados, todavía, bastante diferentes. Además, los precios están bastante elevados, el doble cuesta 2,80 €uros.

En cuanto al vino, tienen una carta amplia destacando el Ribera como vino que normalmente ponen a los amantes de los caldos.

Comida

Con cada ronda ponen la típica tapa. Al principio, como suele ser habitual, la banderilla de boquerón con aceituna y pepinillo. Posteriormente la van variando hasta un punto en el cual vuelven al principio ya que la variedad en este aspecto es algo limitada.
No así el apartado de raciones ya que la CALIDAD tiene letras mayúsculas con productos como el jamón 5 Jotas y otros como un lomo espectacular

Resumen

Todavía les queda mucho camino por recorrer. No obstante, ya es bastante positivo que el barrio de Chamberí vuelva a reencontrarse con una cervecería que hace años fue bandera del ocio madrileño.

Bar Morales: el atómico

20 de diciembre, 2008

Meléndez Valdés 58. Mapa. Teléfono: 91 543 67 00.

Clásica cervecería de las que nos gustan, con decoración taurina (todo un referente en este tipo de locales) las pizarras con las raciones por la pared, en fin lo de toda la vida, además buen ambiente de habituales cerveceros. De hecho es de lo mejorcito en su zona para tomar unas cervezas. El trato es bastante atento y el dueño está pendiente de todos los detalles, ni una ronda sin tapa y bastante eficacia.

Podemos decir que se trata de un buen sitio para tomar una muy buena cerveza y picar algo antes de cenar, o para tomar algo ligero con unas raciones, recomendaría ensaladilla y frituras.

atomico

Bebida.

La cerveza es Mahou, como no, muy bien tirada, en la línea de las mejores cervecerías de Madrid, mucha regularidad y siempre buena, tras muchas visitas podemos asegurar que vas a tomar un buen cervezón, tanto en caña como en doble. También dispone de un buen surtido de vinos, los puedes ver en una de las tablas de la barra, riberas, riojas hasta 4 ò 5 denominaciones con un par de opciones por cada una, en general bien a precio razonable, el que vaya a vinos no tendrá queja.

Como decíamos con cada ronda aparecerá su correspondiente tapa, típicas de cervecería: banderillas, mejillones, patatas fritas, queso… en fin no gran cantidad pero agradables para acompañar las cervezas y poder tomar unas rondas.

Para comer.

Es una cervecería, pero cuenta con cocina y una buena variedad. Aparte tiene las tradicionales raciones y medias raciones, nada de tostas, lo de toda la vida. Tienen las tradicionales latas de conservas y marisco: gambas, cigalas y algo más, tampoco una oferta exagerada, pero puedes comprobar en la vitrina el aspecto que tiene. Destacaría también la ensaladilla, realmente buena, eso sí a 9.50€ (cómo se están poniendo las raciones) si váis dos os servirá con media.

Especialidad de la casa las frituras, os las recomiendo, cazón, rabas, boquerones, chopitos… todo recién frito, ves cómo lo llevan de la vitrina a la cocina, con una fritura fina y producto de calidad, por redondear están las raciones entre los 10 y 12€. También podéis optar por mezclar un par de ellas o pedir un variado para probar un poco de todo.

También tienen trigueros (9.00€) callos (12€) y carnes, un solomillo por 18€ que es de muy buena calidad, pero quizás esperas algo más de cantidad en ese precio, correcto pero si váis a tomar carne os recomendaría otro sitio, también es cierto que acostumbrados a los lomos de buey, el solomillo quizás parece un poco más soso.

En definitiva que si pasáis por Moncloa es el sitio perfecto para tomar las primeras y si buscas sitios clásicos y con el aspecto de cervecería tradicional es de las mejores opciones, hasta Cea Bermúdez y por el otro lado hasta Conde Duque no hay mucho igual; perfecto si has quedado en el metro de Argüelles.

Aquí Jerez; arte, gracia y buena cerveza

6 de noviembre, 2008

C/Cea Bermúdez 24. Mapa. Telf: 91 534 27 13



Quizás se valora mucho más un bar cuando te sorprende porque no esperas lo que te vas a encontrar. Este fué el caso que ocurrió con Aquí Jerez. Una noche cualquiera de verano, sin vocación de encontrar un establecimiento que estuviera bien en todos los sentidos, nos encontramos con este agradable descubrimiento.

La cerveza

Evidentemente, Mahou, eso si, tiene que tirarla Bernardo, que es el dueño del establecimiento, la trata bastante bien, cuidando los tiempos, dejándola reposar, dándole el golpecito y sobre todo, generoso con la espuma para impedir que se nos vaya el gas conforme vamos dando sorbos al líquido elemento.

En cuanto a la vinacoteca, sobre todo son expertos, evidentemente en los caldos andaluces, finos, moriles, barbadillos…de todas maneras, también tienen  otras denominaciones de origen, por lo que ese aspecto lo tienen bien cubierto.

Gastronomia

Un gran punto fuerte. Todas las rondas, tienen su tapa de rigor. Además, no se puede dejar de probar los típicos platos andaluces, el cazón, bienmesabe, una empanada muy buena…en resumidas cuentas, es un establecimiento perfecto para tapear, tomar cañas, e incluso, comer porque tienen un salón bastante interesante

Anécdota

Para redondear la noche de los sábados, a eso de las doce cantan la salve rociera, por lo que el espectáculo está asegurado.

La Cervecería; la caña bien tirada

4 de febrero, 2008

C/Cea Bermúdez 55. Mapa.

Cierra los domingos por la tarde

Quizás, al buen buscador de cerveza con calidad no le llame mucho la atención la fachada del establecimiento, una entrada pequeña y pocos metros cuadrados. No obstante, este circunstancia no está, ni mucho menos, en consonancia con la calidad y el buen trato que encontraremos dentro de este establecimiento que hace poco tiempo cambió de gestión

El líquido elemento

Como no podía ser de otra manera nos referimos a Mahou. Muy bien tirada, con su espuma y siempre dejando pasar los tiempos de reposo de la caña en el vaso hasta que le dan el último golpe y le agregan el ácido. La verdad es que es un lujo porque además la la cerveza sale muy fria. También cuentan con grifo de cerveza negra por lo que los amantes de esta modalidad no tienen excusa.

En cuanto a los vinos, no hay mucha cantidad pero todos son de muy buena calidad. Tanto los tintos como los blancos.

Tapeo

No defraudará a nadie, se caracterizan sobre todo por tener unos ibericos, simplemente, espectaculares. Además, con cada ronda ponen un plato con pulguitas o bocadillitos con alguno de los manjares que tienen.

En cuanto a las raciones, suelen ser muy amplias y no van subidas de precio. Eso si, solo hay un pequeño problema, no tienen cocina, pero esto no es problemático porque la calidad de lo que ofrecen tapará esta leve carencia. Entre los productos que podreis solicitar está el jamón ibérico, la cecina, el lomo ibérico, raciones de anchoas, boquerones…todo insuperable

Trato

Muy bueno, aunque llevan poco tiempo se están haciendo un hueco bastante interesante en un barrio con mucha cultura de bares. Además, no suele estar masificado por lo que la caña sabe mucho mejor sin tener que aguantar los agobios.

Berdi: agradable descubrimiento

14 de mayo, 2007

Blasco de Garay 66. Tel: 915438371. Mapa

Nada hace presagiar cuando vemos este local desde la calle, que bajo el aspecto de una cafetería de barrio normal vamos a encontrar un buen restaurante con buenos productos a precio razonable. Cuenta con dos comedores, uno más “de diario” donde estuvimos (a mi me gustan, y además estábamos sentados junto a una mini-exposición de los vinos) y otro algo más recogido y decorado.

La carta es bastante amplia, destacando los mariscos y las carnes. Entre los primeros navajas, berberechos y de fama los carabineros y las gambas, todo ello a la plancha, y en las carnes lo habitual. También preparan arroz caldoso, rabo de toro y algún que otro plato típico, en definitiva una cocina casera y mucha de producto sin más complicaciones ni aderezos innecesarios. Como en cualquier sitio el buen producto se paga, pero aquí se ve que no en exceso, mantiene una muy buena relación calidad-precio.

Tomamos un tomate con perejil, ajo y aceite, muy bueno y bien aderezado (eso sí te tiene que gustar el ajo) unos trigueros a la plancha, buenos y ración generosa, y una carne con patatas y pimientos del padrón, abundante, la carne muy tierna aunque la hubiera preferido más fuerte, quizás el solomillo (18€) habría sido mejor elección porque tenían un aspecto magnífico. También tuvimos ocasión de probar unos callos realmente excepcionales, no me extraña que sean especialidad de la casa, tenían el punto justo de picante y la salsa una consistencia buenísima, para mojar pan (cosa que hicimos, claro), desde luego muy recomendables.

Queda pendiente para la próxima una incursión en los mariscos, pero los pudimos ver en la vitrina y los carabineros y gambas tenían muy buena pinta. Con una carta así de amplia y esas raciones hacen falta varias visitas para explorarla toda. Para rematar cuentan con varios postres caseros, en nuestro caso natillas. En la sobremesa unos chupitos de pacharán Burgani, que no conocíamos y nos gustó. Todo, vino incluido, por 25€, razonable contando que quizás nos pasamos un poco en la cantidad, para tres en lugar de para dos habría llegado, sobre todo si hubiera sido en una cena.

Pudimos comprobar en la barra que la cerveza es Mahou clásica, tampoco es que estemos en una cervecería, pero cumplen bien el trámite. Mención aparte merecen los vinos, de la bodega Vinae Mureri de la Ribera del Jiloca en el suroeste de Zaragoza, vinos distintos, garnacha 100% con un sabor potente y personalidad definida, concretamente tomamos un Muret 2005, servido a la temperatura perfecta, que estaba realmente bueno.

Buen trato de un profesional de toda la vida, que siendo el dueño está pendiente de todo, y con un servicio de otra persona, suficiente para el local, también muy atenta a lo que el cliente necesita, con el trato cercano que se espera en un local así. (disclaimer: conocí al dueño en una cena unos días antes y ya habíamos intercambiado opiniones sobre hostelería, así que me dijo que le visitara, y tuvo con nosotros una atención especial, sobre todo a la hora de aconsejarnos y mostrarnos sus especialidades)

Un establecimiento que quizás pasa desapercibido para quien no sea de la zona, pero donde se pueden encontrar buenos mariscos y carnes a un precio razonable. Con una carta amplia y variada que se adaptará a todos los gustos. Los vinos si te gustan te harán repetir, no son fáciles de encontrar.

Fogón y Candela

26 de marzo, 2007

C/ Ferraz 23, esquina con C/ Quintana. Mapa.

El otro día al acudir a un cumpleaños en el que creía que iba a haber algo de picar me sorprendí y me di cuenta que iban directamente a lo serio, es decir copazos a mansalva, por lo que decidí pasarme por un sitio que antes frecuentaba bastante llamado La Dehesa de Santa María y que fue uno de los precursores de los pinchos en tostas en Madrid a un precio bastante asequible, pero poco a poco fue empeorando en la relación calidad precio y deje de ir. Pero al verme en tal situación (copas con el estómago vacío) y en la zona en la que me encontraba no me quedaba más remedio que volver. Y es ahí donde me lleve una grata sorpresa: Para empezar ya no se llamaba Dehesa de Santa María sino Fogón y Candela y aunque la base del negocio seguía siendo la misma muchas cosas habían cambiado para bien.

imagen024.jpg

LA BEBIDA

No todo iba a ser perfecto no? Disponen de grifos de Cruzcampo y Amstel, (primera vez que veo algo así) y para nosotros, los amantes de la Mahou no hay grifo pero si tercios. La caña la tiran de forma aceptable y consiguen «matizar» ese sabor distinto de Cruzcampo y Amstel. En cuanto al vino disponen de una amplia variedad y guardados en neveras para conservarlos a su temperatura adecuada para ser servidos sin que pierdan su sabor. El precio de la caña es de 1,20€ y el del vino oscila entre el 1,50 y los 2,20 dependiendo de cual elijas y siempre acompañando a la bebida un pinchito.

LA COMIDA

Es aquí donde han conseguido recuperar la calidad y el precio de antaño cuando se llamaban la Dehesa de Santa María y además se han superado. Además de varias raciones y ensaladas, que por cierto tenían buena pinta pero que no probé, la parte central de la carta se centra en sus tostas y tapas. La diferencia entre unas y otras está en el tamaño y claro está en el precio (1,60€ las tapas y entre 3,50€ y 4€ las tostas), además hacen hacen distinción entre las tostas o tapas Gourmet y las típicas.

Entre las Gourmet cabe destacar la morcilla con mostaza y queso, cecina con queso aceite y ajo, anchoas con torta del Casar, gambas con Torta del Casar y en cuanto a las tostas tradicionales podemos encontrar de salmón, anchoas, jamón, salchichón, etc… éstas son más simples pero igual de sabrosas que las Gourmet. También se puede escoger una degustación de 4 tapas por 4,80€ (si son Gourmet aumenta 0,60€ la unidad) o de tostas por 10,50€ (si son Gourmet aumenta 0,60€ la unidad). El tamaño de cada tosta equivale a 4 tapas aproximadamente y ésta es de pan de hogaza de buen tamaño.

EN GENERAL

Es un buen sitio para tomar algo de picar en incluso cenar, el servicio está formado por gente joven bastante eficiente, y aunque el local estaba hasta la bandera fuí servido con prontitud. No es un restaurante y no dispone de mesas tradicionales para sentarse, eso sí, dispone de mesas altas repisas y taburetes. El único inconveniente, como he comentado antes es que está hasta la bandera y más los fines de semana.

Cervecería Gaztambide

1 de marzo, 2007

C/ Gaztambide 50, esquina con Joaquin María López. Mapa.

Situada en la zona de Moncloa, puede parecer la típica terracita de verano donde tomar un refresco y seguir con tu camino, si te quedas sólo en eso te estarás perdiendo una de las mejores cualidades de este sitio. Está situado cerca de la Cervecería El Escudo de León y la cervecería Nuevo Riaño lo que puede favorecer una buena ruta para tomar unas cañas.

LA CERVEZA

La cerveza no podía ser otra que mi amiga la Mahou, tirada de una forma aceptable aunque no excelente, en cuanto al resto de bebidas tienen un repertorio justo y adecuado para agradar a todos los paladares. Pero no es la cerveza o el vino la principal característica de esta cervecería, ya que sí sólo te quieres tomar una o dos cañas, las tapas que ponen son muy normalitas y te estarías perdiendo…

LOS AHUMADOS

Pues sí, los ahumados es la estrella de este sitio. Las tostas que podemos encontrar en la mayoría de bares de Madrid aquí están compuestas unos ahumados de excelente calidad y a un precio acorde a la misma. Cabe destacar la tosta de solomillo ahumado, para mí la mejor, tosta de sardina, bacalao, salmón, etc… aunque si quieres tomar algo más que una tosta o dos, también otro de los puntos fuertes son los mejillones al vapor servidos en ollas recién sacados del fuego y con varios condimentos a elegir para darles sabor. Fuera de esto el resto de la carta es normalita y no resalta demasiado respecto a otros bares. Como siempre os digo lo que me gusta, está bueno y a buen precio (todo ello bajo mi punto de vista) pues aquí os dejo un sitio más de la zona de Moncloa por si queréis un sitio más en vuestros andares cerveceros por esa zona.

EL SITIO

El sitio tiene un amago de taberna andaluza pero sin llegar a ser recargante, desde luego la época fuerte del sitio es el verano con una terraza enorme donde poder degustar lo que os he comentado antes, en invierno sólo dispone de la barra y cuatro mesas en el interior. El servicio es sobrio y profesional, sin un mal gesto pero tampoco con una sonrisa. Antes de que se me olvide, en cuanto al tema precios, éstos varían si estás en la barra, sentado dentro o en la terraza.

Nuevo Riaño: recuperando el sabor de un clásico

7 de febrero, 2007

C/ Andrés Mellado 71. Mapa.

Si en Madrid preguntamos a todos los grandes aficionados a la cerveza, con el dedo de una mano y me sobrarían 5, serían los que dirían que no conocieron y no consumieron, al menos una vez, una cerveza en este local.

Por motivos empresariales e inmobiliarios, este ‘templo de la cerveza’ fue cerrado a cal y canto. No obstante, casi enfrente, algunos trabajadores del antiguo Riaño decidieron continuar con ‘tan reconocida aventura’ y fundaron, como no podía ser de otra manera el ‘Nuevo Riaño’. La cervecería en su decoración no guarda mucha relación con su antecesora. No obstante tienen un ‘pequeño museo’ de jarras de cerveza clásicas y algún que otro objeto más, así como fotografías del Riaño original en hora punta.

CERVEZA

Ni un pero, es Mahou, bien tirada, con su dedo de espuma que no permite escapar el gas, en resumen, como mandan los cánones y un poco más fría que el resto de bares, tanto de la zona como de su competencia directa, esto es Doble, Fide, El Limón, la Cerveceria de Corps…

Además, cuentan con una bodega bastante aceptable, por lo que los amantes del buen vino también pueden gozar en este establecimiento.

TAPAS

En cada ronda de cervezas, tanto Tina, un encanto, como sus compañeras pondrán siempre al cliente un aperitivo, como aliciente, este siempre cambia. Te puedes encontrar en la primera caña unos cangrejos de río, como las típicas banderillas con la anchoa o unos rollitos de salmón y queso buenísimo.

Si entramos en el capítulo ‘raciones’ son todas de buena calidad, quizás no tienen la variedad de marisco que el Doble o el Fide, pero lo compensan con un embutido de alta calidad o unas tostas bastante grandes y muy bien elaboradas.

TRATO

Bastante bueno, el cliente notará que nunca sobra y que siempre hay una sonrisa sólo comparable a la buena cerveza que se va a tomar.