Archivo de la categoría "bares"

La Muralla de Ávila, sencillez, calidad y solera

16 de noviembre, 2007

C/ Francos Rodríguez 62. Mapa. Telf: 914 591 036.

Situado en el barrio de Bellas Vistas, esta cervecería ofrece un ambiente entrañable y con solera, donde destaca la sencillez a la vez que calidad en todos los aspectos, sitio de raciones y tostas que ofrece una barra y una zona de mesas altas para poder disfrutar del aperitivo o de un picoteo más fuerte.

LA BEBIDA

Cerveza Mahou como manda el gusto de los cervezones, que aunque no es un diez en calidad, bien se merece un notable. fresquita, con el nivel justo de espuma compacta que permite que te dure hasta el último trago. En cuanto al vino disponen de una amplia variedad de vinos blancos, tintos, rosados, Rioja, Ribera del Duero, crianza, roble. Estos se sirven en la mayoría de los casos por copas, aunque disponen de botellas de Mauro, Pago de Carraovejas o Emilio Moro a un precio… digamos… para quien sepa disfrutar un buen vino. Disponen de Vermut de grifo, que sirven como manda la tradición, con una aceituna en su interior.

LA COMIDA

Como he comentado antes disponen tanto de raciones como de tostas, un lugar destacado ocupan las migas con huevo, que además si vas a mediodía te las puedes encontrar como tapa mientras disfrutas de tu bebida. Las tostas van desde el típico matrimonio de anchoas con boquerón al pisto con huevo, pasando por el cabrales con nuez o el torito ibérico. La mayoría de las tapas nos las podemos encontrar en tamaño ración y además en éstas últimas se incluyen algunas de cocina como rabo estofado.

EN GENERAL

Es una cervecería tradicional con decoración taurina donde cabe destacar un cuadro con un listado de los toreros que han salido por la puerta grande de Las Ventas y cuantas veces lo han conseguido. Se respira un ambiente variopinto donde te puedes encontrar desde la pareja de jubilados que va a tomarse su vino hasta el joven ejecutivo que acaba de salir de trabajar y va tomarse un refrigerio cervecero.

Cazorla: Andalucía en Madrid

30 de agosto, 2007

C/ Castelló 99 Telf: 91.562.71.94. Mapa.

Siempre me ha llamado mucho la atención la gastronomía que el sur posee. Es muy buena, equilibrada, con gran armonía y ‘entente’ con las condiciones meteorológicas, eso si, con un pequeño problema generalizado a la gran mayoría de establecimientos hosteleros que están fuera de Madrid, ‘el arte de tirar cerveza’. Eso creía yo hasta que encontré uno de los restaurantes Cazorla que en la capital habitan.

LA CERVEZA Y LOS CALDOS

Evidentemente, el líquido elemento de la cebada está bastante bien presentado, en vasos de sidra, con la capa de espuma que no baja así como así, y lo que es más importante, abundante y siempre fresquita. Quizás, junto a las almendras tostadas que ponen de recibimiento, es lo mejor que un comensal puede disfrutar en cuanto entra a Cazorla.

Posteriormente, ya metidos en ‘faena gastronómica’ tienen caldos bastante buenos; Barbadillos, como Castillo de San Diego, Albariños del orden de Martin Codax… no obstante, el que suele tener más aceptación es el Mantel Blanco, bien Verdejo o Sauvignon.

En cuanto a los tintos, la bodega es muy amplia; Desde Pesquera, a Mauro o Protos, pasando por los Rioja como Marques de Cáceres o un reserva impresionante, Marqués de Riscal.

GASTRONOMIA

Aquí se gustan y se recrean con la gran calidad a ajustado precio. Siempre es bueno empezar con una ensalada de ventresca y tomate con un aceite que es realmente espectacular. Posteriormente, si el grupo que va a desgustar la comida es amplio, lo mejor es pedir una o dos frituras de la casa. No obstante tienen de todo; mojama, gambas al ajillo, a la gabardina, verbena de ahumados, un jamón y un lomo bastante buenos, chopitos, calamares, pijotas…y así podríamos estar tres lineas más.

Para otro concepto de menú, mas orientado al plato individual también gozan de una carta aceptable de carne y pescado. En la primera opción con chuletón de buey, solomillo, chuletas de cordero lechal o entrecot, entre otras cosas, y para los amantes del pescado, merluza, besugo o rape se llevan la palma.

Además, toda este festival de sabores se debe culminar de la mejor manera posible que no es otra que los postres, aquí la recomendación es bastante clara. Los piononos, realmente buenos, un gusto para el paladar

TRATO Y CONSEJO

Es un restaurante de relación calidad precio bastante bueno, sin florituras en el trato pero siempre cumpliendo, este motivo ha hecho que siempre tenga una gran afluencia de público, por eso os recomendamos que SIEMPRE que vayais, reserveis.

El Quinto Vino

27 de junio, 2007

Hernani 48. Tlf: 91.553.66.00. Mapa.
Horario: De 12:00 a 16:00 hs y de 21:00 hs hasta cierre. Cierra los domingos.
Página web: http://www.elquintovino.com/

Situado en pleno corazón de Madrid, en la calle Hernani, muy cerca del metro de Nuevos Ministerios y a sólo 5 minutos andando de la Glorieta de Cuatro Caminos, El Quinto Vino ofrece tapas tradicionales y mezclas sugerentes de ingredientes básicos.

quinto vinoEl local, de tamaño reducido, está ambientado al estilo de la típica taberna madrileña con fotos de propios y extraños, rincones dedicados a clientes especiales y decenas de botellas de vino y barriles enormes a modo de mesas altas. Cuenta con una pequeña barra y un comedor con capacidad para algo más de 30 personas. Hay quien asegura que además tiene otro comedor algo más escondido, pero que yo nunca he tenido oportunidad de visitar.

Abierto desde hace 12 años es famoso por las croquetas de cocido y una excelente carta de vinos que hacen las delicias de los más entendidos. Cuando se entra en el Quinto Vino se ha de ser consciente de que se va a disfrutar de una jornada gastronómica sencilla pero diferente, de la que saldremos muy satisfechos por la alta calidad de los productos ofrecidos.

La tradicional cerveza, Cruzcampo, y su amplia carta de vinos son la mejor manera de empezar. Recomendamos pedir tapas y raciones, entre las que destacan las famosas croquetas de cocido con receta secreta de Esperanza, quien va exclusivamente a El Quinto Vino para elaborar las croquetas, haciéndolo todos los días para servirlas frescas y recién hechas. El secreto, una bechamel suave y bien ligada como la de casa, sin muchas especias que empañen el sabor de la mezcla. Sabrosas y jugosas sorprenderán con un sabor tan sencillo como exquisito. No faltan el queso, los huevos “estrellaos”, los embutidos y las conservas y mezclas tan sorprendentes como el revuelto de morcilla y gambas, la berenjena frita con salmorejo y bacalao, el foie con bacon, etc.

quinto vino

Pata terminar ofrece postres caseros sin complicaciones que dejan una sensación dulce. Para los más golosos y amantes del chocolate recomendamos las trufas y para el resto un diferente flan de limón. El precio ronda los 20 ó 25 € por persona. No es barato en comparación con otras tabernas que ofrecen el mismo estilo de comida pero la calidad de los productos y la experiencia del personal son mucho mejores, por lo que merece la pena pagar algo más.

También ofrecen menú del día con dos primeros y segundos a elegir, programado mensualmente excepto los miércoles, en el que el menú es cerrado y sólo se sirve cocido madrileño completo. Una opción sin duda más económica por 9.50 €.

Recomendamos reservar si sois más de dos o tres porque suele estar lleno y la barra es algo pequeña.En definitiva, una taberna de calidad a un precio asequible, al que ir de vez en cuando sin miedo a sentirte defraudado, o al que llevar a algún amigo sabiendo que va a quedar contento.

Norte y Sur: para comer bien

5 de junio, 2007

Bravo Murillo 95. Mapa.norte y sur. Telf: 915 535 153.

Situado casi en la glorieta de Cuatro Caminos, este lugar con toda la tradición de un bar antiguo, barra de metal incluida, nos espera para comer o cenar unos magníficos productos que se pueden ver en su vitrina desde la calle, las ostras, navajas o cigalas nos invitarán a entrar. Cuenta con una plancha justo a la entrada que es la protagonista de la cocina, y que a pesar de su situación no inunda el bar de humo.

Un buen sitio si quieres disfrutar de mariscos, verduras y carne a la plancha, a precio razonable, sin preocuparte mucho por el sitio ni por la bebida.

Bebida.

Este no es el punto fuerte desde luego, cerveza Águila (Amstel) tirada de forma irregular, si consigues que te la pongan en jarrita bien fría y con un poco de esmero puede pasar, no hay refugio en el botellín. Si lo que quieres son vinos el blanco de la casa es un poco duro pero se deja tomar, mientras que el tinto ya requiere más esfuerzo. Si vais varios conviene pedir una botella donde ya puedes elegir algo un poco bueno.

En las tapas tampoco esperéis nada, unas patatas fritas a lo sumo y no de las mejores, decididamente si lo que quieres es tomar unas cañas y punto este no es tu sitio.

Comida.

Aquí es donde viene lo bueno, básicamente pescados, mariscos, carne y verdura a la plancha. Platos sin ninguna elaboración, producto puro y bueno, no el mejor que se puede encontrar pero en un buen punto respecto al precio. Destacan las ostras a 12€ la docena, no las más grandes posibles pero buenas, un buen comienzo. Recomendables las parrilladas de verduras, bien variada o los trigueros y cebolletas por raciones sueltas. Tiene una oferta de marisco importante, todo a la plancha, que varía según el día, excelentes carabineros (caros como no puede ser de otra forma), gambas, cigalas, navajas y en ocasiones oricios u otros productos de temporada, en estos últimos, fuera del mar, destacan las setas en su época.

Para continuar la cena también cuentan con brochetas de mero u otros pescados, muy buenas, o con almejas a la marinera con un guiso sobresaliente, calamar o sepia a la plancha, en ocasiones también en brochetas, vamos que hay que echar un vistazo a la vitrina y a lo que hay por la plancha. Mención aparte merece la carne de buey a la plancha, unos 13€ para dos personas y ración que va variando según el número de comensales, muy sabrosa bien quemada por fuera y sangrante por dentro, vamos una maravilla, la pieza la ponen tal cual, cortada pero no separada, así que puedes disfrutar de esa visión, tendrás que quitar un poco de gordo, pero vale la pena.

Servicio y precio.

Depende del día, no es especialmente bueno salvo que te conozca un poco Beni, si es fin de semana está tan lleno que puedes estar una hora para cenar, como detalle odioso, a veces, no tienen tiempo ni de recoger la barra con lo cual si llegas a las 11 la imagen es impactante. Tienen un pequeño comedor y suele ser bueno reservar, aunque lo habitual es cenar en la barra o en las repisas del otro lado, eso sí en ningún caso llegues muy tarde porque a las 11, o muy poco más cierran el acceso aunque si estás dentro te quedes cenando hasta las 12.

No es especialmente caro, salvo que te metas en carabineros, setas o cigalas, con verduras, calamar y carne sin mucha bebida sales por unos 25€, algo razonable para la calidad del producto.

Casa Martín, con solera

11 de abril, 2007

Avda Menéndez Pelayo 17. Mapa.

El sitio que me ocupa hoy, puede parecer por su ubicación y nombre el típico sitio del barrio de Salamanca refinado y de postín, pues nada más alejado de la realidad (tampoco os penséis que es un cuchitril), es un sitio de los llamado con solera, por su decoración con fotos taurinas, el mobiliario es clásico y funcional y se respira ese aire a «clásico de toda la vida».

imagen029.jpg

LA CERVEZA

La primera alegría me la lleve a comprobar que al entrar, ahí estaba, con aire distinguido, mi querido grifo de Mahou. Mi segunda alegría me la llevé al comprobar que la cerveza estaba tirada muy correctamente, además para los amantes del botellín también hay disponibles. Además siempre te ponen un pinchito, eso sí, uno por consumición contado con los dedos de las manos, entre ellos cabe destacar una croqueta de carne picada muy buena. Lo que si me sorprendió es que siendo una cervecería al estilo clásico dispusiera de una amplia gama de vinos para escoger incluyendo denominaciones de origen como Ribera, Rioja, Navarra o Castilla La Mancha.

LA COMIDA

En este caso se hace cierta la frase «lo bueno, si breve, dos veces bueno». No os esperéis una carta amplia y variada de raciones, la carta es sencilla, sin cosas elaboradas, eso sí, todo a una excelente relación calidad-precio. Se pueden degustar unos boquerones en vinagre por unos 5€, un chorizo por unos 3€, una ración de empanada gallega por unos 2,80€ y también jamón, salchichón, etc… también disponen de conservas de excelente calidad. Desde luego lo que llama la atención es la relación calidad-precio.

EN GENERAL

Como habéis podido observar no he comentado mucho del tema de la comida, pero es que no da para más, es el clásico sitio de aperitivo, para tomar unas cañitas y unas tapas sin llenarse demasiado. Además por la distribución del bar no invita a nada más, ya que a primera vista no tiene mesas sino taburetes y mesas altas, dispone de alguna mesa por detrás de la barra pero no ví a nadie sentado allí, todo el mundo estaba en la barra practicando el deporte nacional del aperitivo. El servicio excelente, eficaz y sobre todo educado.

Taberna Don Honorio: ni fu ni fa

21 de marzo, 2007

C/ Caracas 1. Mapa.

Este local situado muy cerca de uno de los inminentes iconos de los cerveceros de Madrid, El Santo, defrauda bastante, no así por la cerveza, sino por los canapés que puedes disfrutar.

El bar es bastante amplio, al menos eso me pareció porque no había casi nadie, lo que para mi fue un síntoma negativo, y las posibilidades de explotación son claramente mejorables.

Cerveza

En este punto no le puedo poner casi peros, muy bien tirada, como marcan los cánones, con la espuma impidiendo que se escape el ácido y, sobre todo, respetando los tiempos de reposo entre la entrada del líquido elemento y la espuma. Los precios del líquido de cebada oscilan entre 1,30 € la caña y 2,20 € el doble

En cuanto a los vinos (1,80 € la copa), también está bien, tiene una variedad más o menos para satisfacer a los paladares que tienen un ‘romance’ con el morapio.

Gastronomía

honrioAquí es donde se produce la parada de burro. La carta de canapés, a ojos del cliente es más o menos amplia, con varias alternativas que se dividen en las típicas de calientes o frías. El problema radica en que son muy pequeñas y a pesar de tener un precio relativamente moderado 2,60 € se hace caro al observar que la cuantía brilla por su ausencia. Además, esta teoría la avala también esta página web.

Incluso son más duros que estas lineas que estáis leyendo ahora. En otro capítulo, la empanada de bacalao no se caracteriza por ser ninguna maravilla, además, al menos la que probé yo, no tenía una masa muy fresca.

Por último, en este epígrafe, las tapas que te ponen con cada ronda simplemente cumplen, eso si, escasas en imaginación. La primera vez un plato de patatuelas fritas, a partir de aquí llega el ‘show del embutido’ de todas las clases, eso si excepto jamón ibérico.

TRATO

Ni bien ni mal. En resumen, un mal hostelero, porque no sabe intuir donde está la nueva clientela y mi experiencia en esto de la cultura de los bares me dice que para dedicarse a esto con éxito también tienes que tratar a tus clientes de tal manera que sientan que están como en su casa, y en este caso, esta máxima no se cumplió.

Cervecería Jamonería Ponzano

14 de marzo, 2007

C/ Ponzano 12. Mapa.

Es una cervecería amplia la cual cuenta con una esquina donde despachan todo tipo de embutidos, vamos como su nombre indica una «jamonería».

cerveceriaponzandoCerveza

La cerveza que allí ponen es Mahou, bastante bien tirada y disponen también de buenos caldos para los amantes del vino. Hay que saber que el doble aquí es servido en copa grande y fría. El bar presenta un decorado bastante ameno, una mezcla de bar antiguo con algún toque moderno, dispone de salón situado en la planta de abajo, donde diariamente dan menús y comidas/cenas a la carta. Dispone arriba de una amplia barra junto a la ya comentada esquina jamonera; dispone también de mesas para poder comer algo sentado.

Comida

La carta de que disponen es bastante variada, pero yo aquí recomiendo los chipirones en su tinta, los cuales te lo sirven en una cazuelita de barro y la verdad es que están realmente buenos, también disponen de una ración de cecina de León como buenacecina jamonería que es, la cual está muy bien cortada, acompañada de un toque de aceite de oliva y una pizca de pimienta negra, dándole gusto y gran sabor. Cabe mencionar también las raciones de calamares y callos, sobre todo la última, por lo que me comentan los que conmigo van, ya a que a mi no me gustan.

Servicio

El servicio es bueno, ya te sientes en las mesas (situadas en la planta de arriba) para degustar unas raciones o en la barra y las cañas suelen estar acompañadas de una tapita.

Recomendación

Recomiendo pasar por este sitio a degustar sus chipirones y su amplio surtido de embutido acompañado de una cerveza por lo general bien tirada. Es una buena referencia para cenar después de haber estado tomando cañas en alguno de las cervecerías de la zona, las cuales ya han sido comentadas aquí.

El Ñeru: el asturiano más castizo

10 de febrero, 2007

Bordadores, 5. Mapa.

En el centro de Madrid se puede disfrutar en el Madrid de los Austrias, de los Borbones, pasear por la Calle Mayor y realizar un sin fin de actividades. No obstante la mejor manera de finalizar una jornada así es tomando unas cañas por la zona más emblemática de la capital. Además en ese paseo hay un lugar donde se pueden reponer fuerzas y, sobre todo, degustar platos típicos asturianos regados con buena cerveza.

CERVEZA

Es Mahou, y aunque no es su fuerte, la tiran más o menos dentro de los cánones de la buena cerveza, con espuma, dejando reposar mínimamente los tiempos y sobre todo fría.

Además, como buen asturiano que se precie, también tienen botellas de sidra con sus vasos típicos, para poder escanciarla, eso sí, los que sepan porque yo no soy experto.

En cuanto a los vinos, no puedo hacer una valoración porque cuando he ido no los he testado

GASTRONOMÍA

Siempre que se pide una consumición te dan a escoger entre una rebanada con queso de cabrales a la sidra que está buenísima, un plato con chorizo asturiano, que también merece una mención especial o un pincho de tortillas de patatas. Aunque este último no esté mal yo recomiendo los anteriores.

En el capítulo de raciones, son de alta calidad, buenísimas y sobre todo, en relación calidad-precio, bastante ajustadas. Tienen restaurante, con muy buena fama, pero a este capítulo no he llegado aunque prometo hacerlo y valorar esta circunstancia. Podéis ver la opinión al respecto de los amigos de «la cuchara«.

TRATO

Normal, con cada caña o consumición te ponen una tapa y si dejas una propina tocan un cencerro de vaca.

CONSEJO

Si venís durante el fin de semana hacedlo con tiempo porque se suele llenar y poner hasta arriba.

El automático: una oferta original.

20 de enero, 2007

C/ Argumosa 17. Mapa.

En esta calle hay numerosos bares y restaurantes y se encuentra en una zona con bastante ambiente, muchos de estos locales tratan de ofrecen algo distinto, tanto en decoración como productos, y este es uno de los que lo consigue. Podemos encontrar un ambiente acogedor, con bastantes elementos de decoración que hacen que parezca más un sitio personal que uno público, encajará en nuestro estilo o no, pero al menos reconozcamos que sale de las simples cuatro paredes sin más.

Aquí la cerveza, nuestra primera referencia habitual, no es muy destacable, al menos es Mahou clásica mal tirada, lástima, sin llegar a ser horrible pero lejos del ideal… eso sí servirá para acompañar lo que comamos.

En la carta de tapas y raciones es donde se nota un elemento diferenciador, no se trata de las típicas raciones de todos los bares, ni de las tostas sin imaginación que ya son una plaga. La carta es variada, incluye platos típicos difíciles de encontrar de tapeo y además se pueden ver en el expositor muchos de los productos menos conocidos para hacernos una idea de lo que nos vamos a encontrar.

Así podemos encontrar migas, buenas, y recibidas con ilusión porque cada vez están menos presentes en las tapas, salmorejo, realmente espectacular, suave y cremoso, muy celebrado por todos los comensales, y eso sin ser uno de mis platos preferidos pero aquí resulta imprescindible. La quiche normal, un poco blanda y deslabazada para mi gusto. Una de las especialidades son los pasteles salados (como si fuera un bizcocho alargado, del que cortan una rodaja) de carne, pollo, verduras, muy originales, el de ternera con salsa de mostaza realmente bueno, el mejor de los probados, el de pollo con salsa también bueno, algo por debajo del anterior.

El día de la visita éramos un grupo grande, no todos comieron, pero con 10€ persona llegó y sobró, así que contando tomar tres cañas para cenar y compartir bastante, cenando a gusto, puede estar por ese precio. Visto lo que nos encontramos por ahí y la originalidad de la comida me parece barato.

En cuanto al trato bueno, amable, cercano, quizás un poco de andar por casa (no esperemos uniformes de camarero ni cosas de esas) pero compensado con simpatía y adecuado al local y el estilo general de la zona.

En definitiva un sitio que ha sabido diferenciarse, resultando una buena opción para cambiar la monotonía habitual de muchos locales, cada vez más extendida, sobre todo con la manía de marcas comunes, franquicias y otras tendencias que hacen que el salir de tapas pierda la variedad que debe tener.

Hay bastantes referencias por ahí, con fotos, que destacan sobre todo el ambiente en verano con las terrazas, cuando vuelva el sol informaremos.

Albur

9 de enero, 2007

C/ Manuela Malasaña 15, esquina C/Ruiz. Mapa.

En una zona con muchos locales y restaurantes encontramos este bar-cafetería con el señuelo de la placa de Mahou en la puerta y bastante buen aspecto. Está bien decorado con cacharros de bronce y tiene una zona con bastantes mesas, la barra un poco pequeña quizás.

La cerveza está bien tirada, y eso que tenían bastante prisas lo que le añade mérito al pararse para hacer bien las cosas, también cuentan con grifo de sin alcohol y de vermut (Izaguirre). En la carta de vinos tienen crianzas a 2,30€ y el resto tanto tinto como blanco a 1,90€. Acompañan la bebida con tapas variadas, algo más que unas simples aceitunas, sin exageración pero buenas.

En la carta encontramos unos buenos pinchos que anuncian como de «Chapata de harina de trigo y centeno elaborada en horno de leña», las hay de gulas jamón, tortilla, según anuncian salen a determinada hora y después se ve que están en un mostrador. A 1,80€ cada uno parecen bien, son de un tamaño considerable.

Las raciones son también variadas, morcilla, (excelente, no de arroz, tipo la de León), no hay que perdérsela, butifarra, croquetas (buenas también), tortillitas, a unos 8€ cada una, huevos revueltos y pimientos a unos 9€.

Se puede ver a mediodía que gran parte del público son habituales que comen allí, y está bastante lleno, buena señal. Además lucen un premio: el 3er premio del concurso de tapas de la II feria de la tapa de Madrid (junio de 2006) lo cual motiva aún más a probar sus pinchos.

Se trata de un buen sitio para cenar algo o para tomar el aperitivo.

post pendiente de ampliación